Corte condena a Yidis por cohecho

Según el alto tribunal, el Ejecutivo le compró su voto de la reelección. Fiscalía se apresta a dictarle medida de aseguramiento por secuestro.

Casi dos meses y medio después de que iniciara el escándalo de la yidispolítica, la Corte Suprema de Justicia condenó por el delito de cohecho propio a la ex representante a la Cámara Yidis Medina, quien confesó haber vendido su voto para aprobar el proyecto de reelección presidencial. El alto tribunal fijó una pena de casi 4 años de prisión, aunque decidió otorgarle el beneficio de la casa por cárcel por su colaboración a la justicia. Pero, al cierre de esta edición trascendió que los magistrados de la Corte estaban ajustando detalles de forma de la providencia, que se hará publica hoy.

Es el primer capítulo de este controvertido episodio que resuelve la justicia. Aún quedan en salmuera los procesos de los ex parlamentarios Iván Díaz Mateus y Teodolindo Avendaño, también detenidos por hechos similares. Para la Corte, no hay duda de que funcionarios del gobierno Uribe le ofrecieron a Medina cargos burocráticos a cambio de su voto favorable al acto legislativo. El pasado 4 de junio, en diligencia de sentencia anticipada, la Corte Suprema acusó a la ex parlamentaria de traicionar la confianza y el interés colectivo de los colombianos a cambio de las mezquindades envilecedoras, de los halagos y de las promesas burocráticas del Ejecutivo.

En sus declaraciones, Yidis Medina ha salpicado a varios alfiles de la llamada guardia pretoriana del Presidente. Del ex ministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega —quien ya fue llamado a indagatoria por le Fiscalía— y del ministro de Protección Social, Diego Palacio, sostuvo que le ofrecieron notarías y cargos en instituciones del Magdalena Medio. Y que le cumplieron. Prueba de ello, aseguró, es que se nombraron varios de sus recomendados en Etesa, el Sena, la Red de Solidaridad Social, la Clínica Primero de Mayo de Barrancabermeja, entre otras entidades.

Asimismo, involucró en ese festín de ofrecimientos al ex secretario general de la Casa de Nariño Alberto Velásquez, al actual secretario Bernardo Moreno, al director de Acción Social, Luis Alfonso Hoyos; al ex superintendente de Notariado Manuel Cuello Baute —condenado por la justicia por el delito de concusión—, al actual secretario del Ministerio de Agricultura, Juan David Ortega, y a otros altos funcionarios. La Fiscalía ya abrió investigación formal contra Pretelt, quien rindió indagatoria el pasado martes.

Según explicó él mismo, el Gobierno nunca ofreció cargos, todos los funcionarios nombrados cumplieron los requisitos, es decir, fueron designados por meritocracia, y su concurso en el trámite de la reelección fue básicamente convencer a los congresistas de las bondades de la iniciativa. La condena de Medina por delito de cohecho llega en momentos en que la Fiscalía se apresta a resolverle su situación jurídica por el presunto delito de secuestro. Hace varios días, El Espectador reveló detalles de un expediente que se le sigue porque supuestamente intervino en el plagio de varios funcionarios de Barrancabermeja, en hechos ocurridos en 2000.

Fuentes consultadas por este diario aseguraron que es prácticamente inminente que el ente acusador profiera medida de aseguramiento en su contra. En otras palabras, pese a que fue beneficiada por la Corte para que cumpla su condena en su casa, por ser madre cabeza de familia, este nuevo expediente podría evitar que salga de prisión en los próximos días. Además, aún está pendiente un nuevo proceso por el delito de estafa, en el que Yidis Medina aparece involucrada. Así las cosas, la confesión de Medina a la justicia parece parcial y aún faltan muchas verdades por conocerse.

Temas relacionados