Corte favorece a empleada despedida por embarazo

El Estado colombiano tiene la obligación de garantizar a las mujeres y sus hijos menores asistencia y protección durante el embarazo y después del parto.

Así lo ratificó la Sala Primera de la Corte Constitucional, en un fallo que le confiere protección a Ruth Pérez Quiroga, una empleada doméstica que había sido despedida por sus empleadores, una vez se enteraron que ésta se encontraba embarazada.

El 13 de junio de 2006, Ruth Pérez fue contratada verbalmente por Juan Carlos Ramos y Diva Luz Pedroza, para que cuidara a su hijo cuando regresara del colegio. Para ello cumplía un horario de 12 del medio día a 6 de la tarde y recibía por el servicio prestado un pago mensual de $260.000. El 20 de octubre de ese mismo año fue despedida.

La Corte encontró probadas la existencia de un vínculo jurídico laboral. Este hecho, sumado a que la empleada recibía un dinero para su subsistencia y la de su hijo, llevó al máximo tribunal a concederle el amparo transitorio a Ruth Pérez, por su maternidad, y ordenar a Ramos y Pedroza pagar la licencia de maternidad y los salarios dejados de percibir desde el 4 de diciembre de 2007, hasta que efectivamente se realice dicho pago.