‘Don Diego’, sin su hermano

<p>Eugenio Montoya fue extraditado el lunes para responder por narcotráfico ante una corte distrital de Florida. Aún queda en la cárcel de Cómbita su hermano, el gran jefe del narcotráfico Diego Montoya.</p>

El lunes en la madrugada comenzó el operativo de extradición de uno de los hombres más importantes para el cartel del norte del Valle: Eugenio Montoya Sánchez, hermano de Diego León Montoya Sánchez (Don Diego), conocido por las autoridades colombianas como Don Hugo y por las norteamericanas como Héctor Fabio Carvajal.

Montoya Sánchez fue detenido en una finca, en zona rural de El Dovio, Valle del Cauca, el 15 de enero de 2007. Fue recluido en la cárcel de Cómbita, a donde, nueve meses más tarde, llegó su hermano. Pero el lunes, a las 7:30 de la mañana, sólo Don Hugo, junto con dos mujeres y siete hombres más, fue trasladado desde Boyacá con rumbo a Estados Unidos, en donde lo espera una corte distrital de Florida.

Los dos hermanos tienen 12 cargos pendientes con la justicia norteamericana. Según el indictment, los Montoya Sánchez comenzaron a traficar estupefacientes y a distribuirlos en Estados Unidos desde 1985. Dicho gobierno  señala que el cartel que formó esta pareja llegó a ser responsable, desde 1998, del 70% de la cocaína que entraba a su país.

En 2003, un lugarteniente de los Montoya, llamado John Jairo García Giraldo, delató varias de las propiedades que los jefes narcotraficantes tenían en Miami, en las cuales residían sus familias. Así, las autoridades supieron de una residencia que compraron en Aventura (Florida) por US$ 674.000, otra en Miami (Florida) por US$ 650.000, un automóvil BMW, una camioneta Lincoln Navigator y un yate italiano.

Por revelar esta información, García Giraldo fue torturado y asesinado. Y aunque en el indictment sólo se culpa a Don Diego y a su mano derecha, Ómar García Varela (alias Capachivo) por este hecho, el documento también afirma que Eugenio Montoya Sánchez promovió el asesinato de otro hombre que, al final, corrió la misma suerte que García Giraldo.

Para la justicia estadounidense, por estos actos, Don Hugo, Don Diego y Capachivo están acusados de haber asesinado a “una o más personas, en un intento de retaliación contra ellas por proveer a un oficial información relacionada con la ejecución o la posible ejecución de delitos federales”. Las labores de Don Hugo en la organización se concentraban en el lavado de activos.

Los que faltan

Luego de 17 meses en prisión, y de dos desde que su extradición fue aprobada por la Corte Suprema, Eugenio Montoya tendrá que responder por delitos cuya pena podría significar una reclusión de por vida. En cinco de los cargos que  afronta, la pena máxima es cadena perpetua y aunque las leyes colombianas la prohiben, a Don Hugo le tocará cooperar mucho con la justicia de Estados Unidos para no durar tanto tiempo en la cárcel.

Ahora, falta que su hermano, Don Diego, sea extraditado también. Él, al igual que Don Hugo, tiene 12 delitos pendientes ante el gobierno norteamericano, que incluyen obstrucción a la justicia, asesinato a un testigo, posesión y distribución de cocaína y lavado de dinero. Ómar García Varela (Capachivo), mano derecha de Don Diego, será extraditado y deberá responder por siete delitos una vez sea detenido. Él es el próximo objetivo de las autoridades colombianas.

Los cargos que enfrenta Montoya

Eugenio Montoya Sánchez, alias Don Hugo, era el encargado de manejar el aparato financiero y los sicarios que formaban parte de la temible organización de Diego León Montoya Sánchez, alias Don Diego, quien fue capturado por el Ejército y la Fiscalía el 10 de septiembre de 2007.

En total, tanto Eugenio Montoya, como su hermano Diego León, y Ómar García Varela, alias Capachivo (actualmente prófugo de la justicia) enfrentan 12 cargos por los delitos de conspiración para la importación de drogas, posesión de narcóticos, conspiración para lavar dinero, obstrucción a la justicia y asesinato de testigo protegido. Según la legislación norteamericana, la mayoría de estos delitos son castigados con cadena perpetua y penas de prisión de no menos de 20 años. Alias Don Hugo enfrenta un juicio ante la Corte Sur del Distrito de Florida.

Temas relacionados