El testigo contra Hernando Molina y el coronel Hernán Mejía

Con $50 mil en el bolsillo y tras haber sufrido un supuesto atentado el pasado viernes en Barranquilla, llegó a Bogotá el ex paramilitar Augusto Guillermo de Hoyos Gutiérrez, uno de los testigos que tiene en aprietos al ex gobernador del Cesar, Hernando Molina, de quien dice se debe desmovilizar, y al coronel Hernán Mejía, ex comandante del Batallón La Popa del Ejército, por sus supuestos vínculos con grupos de autodefensa.

El testigo, quien hizo parte del Bloque Norte de las Auc como escolta durante tres años del extraditado jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, declarará este martes en el juzgado séptimo especializado en contra de Molina, aunque busca que la Fiscalía garantice su vida ante las amenazas de las que dice ha sido víctima en las últimas semanas. Sin embargo, manifestó que contará durante la diligencia que presenció varias reuniones del ex gobernador con Jorge 40, al igual que con el ex alcalde de Valledupar, Ciro Pupo Castro.

“Jorge 40 se movía a sus anchas e incluso iba a la Gobernación y a la Alcaldía para hablar sobre contratos, pero también se organizaban fiestas o asados donde estaban todos. Por eso yo le voy a decir en la audiencia a Hernando Molina que se desmovilice como lo hice yo”, manifiesta.

También dice cómo se pactó  la elección de Molina como gobernador. “Él iba perdiendo por los votos en blanco y como a las 2 de la tarde Jorge 40 llamó a todos los comandantes del Cesar y dio la orden de que tenían que votar por él”, sostiene.  Augusto Guillermo de Hoyos también tendrá que declarar en el proceso contra el coronel Mejía. “Todos esos políticos y militares eran mandados por Jorge 40 y se hacía lo que él dijera”, concluye.

35597

2008-09-01T21:17:00-05:00

article

2008-09-23T08:25:56-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

El testigo contra Hernando Molina y el coronel Hernán Mejía

61

1326

1387

Temas relacionados