Versiones encontradas

<p>Por investigación de la Fiscalía en el caso de Jorge Noguera Cotes. Gloria Zea dice que se reunió con ex director del DAS en febrero de 2002. El problema es que en esa época ni siquiera se había posesionado.</p><p>&nbsp;</p>

En respuesta al artículo publicado en este diario, titulado “Pruebas inéditas en caso Noguera”, la prestigiosa directora del Museo de Arte Moderno, Gloria Zea, madre del condenado ex ministro de Defensa Fernando Botero Zea, expidió un comunicado de cinco puntos en el que precisó que en febrero de 2002 se reunió con el polémico ex director del DAS Jorge Noguera, con el único fin de reportarle que la Fiscalía había revocado la medida de aseguramiento en contra de su hijo y que, por consiguiente, quería evitar que él tuviera problemas a la hora de ingresar al país.

El Espectador reveló que la Fiscalía llamó a indagatoria a Noguera, entre otros hechos, porque en presencia de Gloria Zea presuntamente le ordenó a Rafael García, jefe de informática del DAS, alterar los antecedentes judiciales de Fernando Botero Zea —condenado por el 8.000— para permitirle su ingreso al país sin mayores problemas. De acuerdo con el ente acusador, dicha orden la dio Noguera porque “el ministro del Interior de entonces, Fernando Londoño Hoyos, le había solicitado dicha colaboración”.

El artículo causó polémica y hacia el mediodía de ayer obligó a que Gloria Zea expidiera un comunicado. Según ella, en febrero de 2002, días después de que un fiscal delegado ante la Corte revocara la detención preventiva y la prohibición de salir del país a Fernando Botero (entonces procesado por el delito de hurto agravado), “personalmente le solicité una entrevista al doctor Noguera para poner en conocimiento dicha decisión, toda vez que por los imponderables trámites burocráticos me asistía el temor de que la comunicación de este pronunciamiento llegara tardíamente al DAS”.

Lo curioso, sin embargo, es que no cuadran los tiempos. En febrero de 2002 Jorge Noguera no era el director del DAS. De hecho, él se posesionó en ese cargo a mediados de agosto de ese año, es decir, seis meses después. En su comunicado, Gloria Zea también explicó que el encuentro con Noguera fue muy breve, que nunca se habló de los antecedentes judiciales de Botero y que solicitó dicha entrevista “con el único propósito de que se aplicara la ley y evitar así inconvenientes para Fernando Botero en el momento en que quisiera ingresar al país”.

Por último, Gloria Zea manifestó que “no me comuniqué con el doctor Fernando Londoño Hoyos, ni en la reunión se hizo alusión a él”. En otras palabras, recalcó que sí tuvo un breve encuentro con Noguera, pero que nunca se trataron temas


irregulares y mucho menos se insinuó la colaboración de algún ministro. No obstante, su comunicado dista mucho de las múltiples declaraciones que desde hace tres años le viene entregando a la justicia el condenado ex director de informática del DAS, Rafael García, hoy testigo estelar de la parapolítica.

De hecho, en diálogo con El Espectador, García se ratificó en su testimonio y entregó detalles de cómo se desarrolló la reunión. “Yo había salido del DAS y me encontraba manejando mi carro por la carrera 30. De pronto me entró al celular una llamada de la secretaria privada de Jorge Noguera. Ella me dijo que él me necesitaba con urgencia y que por favor me devolviera a la oficina. Yo regresé y subí a su despacho y allí estaba la doctora Gloria Zea, quien me saludó amablemente”, relató García.

Y a renglón seguido recordó: “En presencia de ella, Jorge Noguera me pidió que revisara si el doctor Fernando Botero Zea tenía algún requerimiento judicial en la base de datos del DAS. ‘Si existe, resuélvalo’, me dijo. Es un favor para el doctor Fernando Londoño Hoyos”. Según le explicó a este diario, García le dio la orden a uno de sus subalternos para que ‘arreglara’ el asunto y hasta se atrevió a asegurar que esa “fue la primera vez que Jorge Noguera y yo manipulamos las bases de datos del DAS”.

Como se recordará, García ya fue condenado y Noguera está siendo investigado por borrar los requerimientos judiciales de varios narcotraficantes y paramilitares. “Yo me ratifico en lo que dije y quiero agregarle algo más: Yo no estoy señalando a Fernando Londoño Hoyos. Yo repito lo que a mí me dijo Jorge Noguera”, remató Rafael García. En los próximos días Gloria Zea será citada a la Fiscalía para que explique cómo y en qué contexto se dio la reunión con Noguera. La polémica apenas empieza.

Temas relacionados