“Rojas Birry le robó a DMG”

Jorge Iván Bonilla, miembro de “Uribistas con Samuel”, asegura que la empresa de David Murcia sí le dio $200 millones al personero de Bogotá, Francisco Rojas Birry.

¿Quién es Jorge Iván Bonilla? ¿De dónde salió? ¿De dónde viene?

Yo soy nacido en Quindío. Tengo 29 años. Me eduqué en parte en el Quindío, parte en Medellín y en Bogotá terminé Ciencia Política como pregrado. Luego hice un posgrado de Gerencia Social en la Universidad Javeriana y una especialización en Derechos Humanos con Naciones Unidas. Es el perfil académico. He estado vinculado al sector político desde la primera campaña del presidente Álvaro Uribe Vélez. Trabajé con Nicolás Uribe, hoy representante a la Cámara, todo el tema de juventudes desde Bogotá y terminé con Luis Alfonso Hoyos trabajando en la gerencia de la campaña en Bogotá.

Fue tanto el apoyo nuestro en Bogotá, personalmente, que en la sede que estaba ubicada en el Tequendama, en el edificio Bachué, en los pisos 8 y 9, toda la silletería, los tableros, son los que yo conseguí, me fueron devueltos después de la campaña. Todo eso lo trabajamos a través de Luis Alfonso (Hoyos). Tuvimos un apoyo directo a la campaña de Álvaro Uribe Vélez con un grupo que yo trabajo. Después de eso nos vinculamos a la campaña de Juan Lozano Ramírez, donde yo fui coordinador de desfiles de la campaña. Allí creamos un grupo de jóvenes que se llamó "Pensamiento Joven", que hoy es la fundación que yo dirijo, la cual reúne a jóvenes que tienen un quehacer político, los formamos para que puedan ser candidatos a corporaciones colegiadas como ediles y concejales.

Después de terminada la campaña de Juan Lozano pasamos a la segunda reelección del presidente Uribe. Antes de eso tuvimos de eso tuvimos "Jóvenes por el Referendo" y "Jóvenes por la Reelección". En ambas campañas estuvimos trabajando y luego en la segunda reelección del presidente Uribe, trabajando con el doctor Carlos Julio Gaitán, el coordinador para Bogotá, hoy embajador en Chile. Con él trabajé todo el tema de Bogotá en la campaña y aquí coordinamos el tema de juventudes nacional. Reunimos los cinco partidos uribistas, elegimos una coordinación de jóvenes, eso ha estado un despelote, y ayudamos con mi participación a que todo se ordenara para que el Presidente fuera reelegido.

¿Y cómo empieza usted a vincularse con el uribismo?

Por ser politólogo de la Universidad de los Andes, por tener amigos en los Andes, digamos que siempre hay una tendencia de derecha. Yo creé un grupo de los Andes, incluso creamos un equipo de trabajo que se llamó "A la Derecha Ponle Corazón", fue un movimiento estudiantil que no progresó mucho, pero nos reuníamos a tertuliar en varias universidades de Bogotá. De allí nace la relación con Nicolás Uribe, que es un joven inquieto que conoció a Álvaro Uribe en los Estados Unidos. Él fue a hacer su posgrado en derecho y cuando llegó a Bogotá nos contactamos y me invitó a participar en la campaña. En aquel entonces Uribe tenía un 2 ó 3 % de intención de voto. Yo estaba trabajando, también con juventudes, en la campaña de Serpa, cuando él tenía 55%, pero aún así le creí a Uribe después de que lo conocí en un desayuno de trabajo comiendo tamal y ahí me enamore de la campaña.

Recuerdo al doctor Jorge Carrillo, fundador de la CUT, y eso me interesó mucho. Cómo un sindicalista estaba en una campaña de derecha. Luego encontré al comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, dando conferencias en colegios de Bogotá sobre Derechos Humanos, sobre El derecho a la ternura, que era su libro. Entonces me vinculé a la campaña a través de Nicolás Uribe, básicamente, y de ahí fundamos el Nuevo Partido, que fue el partido antes que los uribistas. Yo fui el primer secretario. Lo fundamos con Sandra Ceballos, antes del Partido de la U.

¿Primero Colombia?

Primero Colombia es la asociación que elige al presidente Uribe en la primera elección. Y a causa de eso la asociación se queda ahí, pero se siente la necesidad de crear un partido. Entonces los senadores electos se juntan a hacer un partido. Óscar Iván Zuluaga los dirige, recuerdo ahí a Sandra Ceballos, a Gina Parodi, a Andrés González Díaz, el actual gobernador de Cundinamarca; al actual viceministro de Salud, Carlos Ignacio Cuervo, Mauricio Pimiento, entre otros. Ahí trabajé con María Margarita Zuleta, La Paca, gran amiga mía. Nos lanzamos al Concejo de Bogotá. Entonces yo empecé a coordinar la campaña de La Paca con Rafael Pardo en un esfuerzo impresionante, pero no llegamos.

Alterné esa campaña porque era coordinador de ediles de la campaña de Juan Lozano a la Alcaldía de Bogotá. Entonces, como toda mi vida fue en torno a la derecha colombiana, pues no tenía vínculos con el Polo. Yo no conocía a nadie en el Polo. En el proceso de esas elecciones uno conoce muchísima gente. Después de la segunda elección del presidente Uribe, conocí al señor Fidencio Mena.

Usted nos habla de una relación con una cantidad de políticos. ¿Cuáles son los políticos con los que usted ha trabajado en estos últimos años?

Con el presidente Uribe, ahí coordiné con Luis Alfonso Hoyos, el actual consejero presidencial para la acción social. Trabajé con Óscar Iván Zuluaga varios temas ahí. En algún momento yo siempre he estado vinculado al sector conservador, por la derecha, entonces ahí he trabajado con los Tamayo. Apoyé en su momento a Soledad y a Fernando Tamayo al Concejo y a la Cámara por Bogotá. También hice un esfuerzo grandísimo con un gran amigo mío que se llama Luis Humberto Gómez Gallo. Trabajamos el Senado de él, viajaba con él a todas las regiones. Y finalmente, después de las campañas de Congreso de 2006, se me propuso lanzar concejales en Bogotá. El doctor Julio Manzur, conservador, me propuso lanzarme al Concejo de

Bogotá, entonces yo presté mi nombre y me inscribí como precandidato al Concejo de Bogotá por el Partido Conservador. Finalmente el sistema financiero no nos daba para sostener una campaña, entonces decidimos detener el nombre, pero alcanzamos a hacer algunas campañas, siendo aspirante al Concejo de Bogotá.

¿Tiene una buena relación con Alicia Arango?

Con Alicia nos conocimos en la campaña, como con María Consuelo Araújo, como con muchas otras personas. Con Alicia nos encontramos de cuando en vez, hablamos de proyectos sociales, de pronto con la Ministra de Cultura, pero no hay una relación de amigos profunda, nos conocemos en el área política y social, nos identifica el gobierno del presidente Uribe.

¿Cómo y dónde conoció usted a David Murcia?

A David me lo presentó en un restaurante el señor Daniel Ángel. Eso fue en el restaurante del Hotel Capital en la 26. Ahí almorzamos. Estuvieron en ese almuerzo Margarita Pabón, Daniel Ángel, David Murcia, Fidencio Mena. Me lo presentó Daniel como un empresario con muchos proyectos sociales con los cuales yo me identifico y que esos proyectos es necesario que los conozca el presidente Uribe. Entonces creen que por nosotros haber tenido algún contacto con las campañas y haber estado cerca del Presidente, podríamos hacer alguna gestión para que lo atendiera. Un ‘lobby'. Intentamos hacerlo.

¿A través de quién?

Hablamos con Óscar Iván Palacio, que es un abogado muy cercano a José Obdulio Gaviria, muy cercano a Alfázar González. Y Óscar Iván quiso hacer el contacto, también lo vio como una persona muy social porque nos habló de los comedores escolares. David Murcia tenía un programa de comedores escolares que lo que hacía era: "Una Bogotá sin hambre", pero generando empleo, le damos de comer al niño, pero el papá trabaja por esa comida. ¿Cómo? Haciendo costuras, satélites, una cantidad de cosas.

Yo estuve en Lima y encontré un proyecto que se llamaba "Barrios taller", era más o menos lo que quería hacer David, era que las familias hicieran sus microempresas, sus famiempresas, y con eso cubrían los gastos de la comida y el excedente lo empezaban a utilizar para ellos. Era un "Bogotá sin hambre", pero productivo, que me parecía genial. Por eso me pareció que valía la pena que el presidente Uribe o Lina de Uribe lo conocieran. Entonces hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para que se eso lograra. Tanto, que fuimos tres veces a la Casa de Nariño.

¿Quiénes fueron la Casa de Nariño?

Jorge Iván, fue también Óscar Iván Palacio y entraron David, Daniel, Margarita. Ellos andaban para todo lado juntos.

¿En qué despacho estuvieron?

En el de Alfázar González, porque él era el consejero presidencial para los municipios y regiones. Luego nuestro proyecto social tenía que ver con los alcaldes de Colombia. Así que Alfázar era el consejero para recibirlo, antes de hablar con el presidente. Alfázar los escuchó y le encantó. De hecho, Alfázar dijo: "Hombre, vamos a tener un evento con los alcaldes y gobernadores electos, un evento de la ESAP y de la Federación Colombiana de Municipios, donde vamos a comentarles a los alcaldes y gobernadores electos, entonces sería bueno que ustedes propusieran eso de los comedores populares". Entonces nos pareció que ese era el momento indicado de presentar el proyecto. Hasta ahí fue la relación con la Casa de Nariño.

¿Y César Mauricio Velásquez?

Él entró luego a hablar una cosa del canal Body Channel. Como él es periodista y ex presidente del CPB, Óscar Iván Palacio creyó que César Mauricio Velásquez podría dar algún direccionamiento sobre la propuesta de Body Channel.

¿Alguna otra persona de Palacio?

No.

¿Qué tan cerca estuvieron de tener una reunión con el presidente Uribe?

Pues en Pereira, en la cumbre de gobernadores del año 2008, se estuvo haciéndole ‘lobby' al Presidente, muy cerca, tanto que lo podíamos ver. Pero no se pudo hacer la entrevista, porque el Presidente estaba con todos los gobernadores atendiéndolos. Eran nuevos, entonces todos lo querían saludar. En el recinto estuvo David Murcia y él saludaba a mucha gente. Era un personaje público.

¿Tuvo relación laboral con DMG?

Yo era asesor de David. Lo asesoraba externamente, nunca estuve vinculado en la nómina, en la estructura o en el staff. Era en asesorías puntuales sobre temas políticos. Por ejemplo, cómo direccionar el tema de comedores escolares o comedores comunitarios, a quién podía presentarle el proyecto. Presentarle algunas personalidades del país, algunos gobernadores que podían estar inquietos con el tema, donde hay pobreza marcada como el Putumayo, o Nariño, o Huila. Bueno, pobreza hay en todos los departamentos de Colombia, pero donde haya población más marcada en esos temas de pobreza, poder llevar una mano de ayuda. Esa era como la labor que yo hacía con David, un poco.

¿Qué personajes le presentó a David?

Muchísimos. Nosotros tenemos la Fundación Pensamiento Joven, que tiene 9 años de existencia, o sea que antes de que Uribe fuera presidente, la teníamos. Y esa fundación ha venido trabajando en temas sociales en Bogotá. Esa fundación ha asesorado temas de emprendimiento joven. Hemos trabajado con programas de emprendimiento del Estado, en Seguros Sociales de Bogotá y de Cundinamarca. Entonces en el momento que hay una cumbre de información para los alcaldes y gobernadores, antes de posesionarse en noviembre de 2007, fuimos a Corferias y hablamos con el doctor Gilberto Toro, que es el de la Federación de Municipios, para que nos dejara un estand a la fundación. Allí estuvimos con David. Él nos dijo que podría tener allí el programa de los comedores escolares. Así que no le vemos problema a compartir el estand. Entonces, en la mitad estaba DMG con el tema de los comedores y en la otra mitad estábamos nosotros con el tema de formación para jóvenes, el tema de formación política, que ya habíamos trabajado. Repartíamos tarjetas por separado y teníamos las pancartas separadas. Quien llegaba se daba cuenta de que compartíamos el estand con un amigo. Llegaron muchísimos alcaldes, de Antioquia, de Chocó, del Quindío. Yo soy quindiano, entonces llevé a todos los alcaldes, al gobernador del Quindío, llevamos a los de Cundinamarca, porque teníamos un trabajo en Cundinamarca bien fuerte.

¿Andrés González?

Andrés González estuvo en nuestro estand, claro, todos estuvieron. De hecho, en febrero de 2008, un mes después de posesionarse, hicimos un evento en la Casa de Nariño. Entonces llevamos 35 alcaldes de Cundinamarca, que yo venía trabajando hace tiempo y que los conocimos en campaña, como conocimos al gobernador de Casanare en campaña, Raúl Iván Flórez, que nos pareció un excelente hombre que no tenía plata para los buses y tuvimos que ayudarle con eso. Así conocimos muchos candidatos, entonces en febrero, con el apoyo del doctor Alfázar González y José Obdulio Gaviria, organicé un evento, un día de trabajo, una agenda con alcaldes de Cundinamarca, fuimos al Sena, donde almorzamos, y terminamos en Invías en una charla con Daniel García para los alcaldes. Era un poco de gestión para los alcaldes.

¿El trabajo era de su fundación o de DMG?

Era la fundación "Pensamiento Joven", que buscaba acercar los problemas sociales a los alcaldes. Muchos alcaldes no tienen acceso a la Casa de Nariño. Así que nosotros, aprovechando la relación de amistad que había con algunos funcionarios, traíamos alcaldes para que pudieran ser recibidos. De ahí no iba a haber apoyo para presupuestos, ni recursos, simplemente era mostrar programas. Entonces estuvimos en la vista de Findeter, de Finagro, de Acción Social, de muchos viceministerios, el de Agua, el de Vivienda, que nos ayudaron con programas sociales. Ahora bien, devolvámonos entonces al mes de noviembre. Vamos a hablar de cómo Samuel y la campaña entran a DMG. Nos remitimos al mes de octubre de 2007. En ese mes, o mejor en agosto, yo recibí algunas instrucciones de alguna gente uribista, con la que yo trabajaba políticamente, en las que me dicen: "Mire, la campaña a la alcaldía la vamos a trabajar con Peñalosa".

¿Era la orden de Palacio?

Más o menos. Él nos sugería. Obviamente no nos podían mandar. No es un secreto que Alicia Arango estaba a la cabeza de la campaña en la Casa de Nariño. Había otro grupo y yo tengo otra gran amiga que es Leonor Serrano de Camargo. Una mujer berraca, como lo decía su eslogan de campaña. Yo estuve con ella a la alcaldía hasta el final. Hubo un momento en que no me gustó algo del Presidente, cuando le mandaba mensajes con emisarios de Palacio, que siguiera su campaña que ella iba a ser candidata uribista. Pues lo mismo decía con Peñalosa. A Leonor, Uribe no la recibía. Entonces Leonor un día me dijo: "Entremos a Palacio, que yo quiero hablar con el Presidente. Yo gestioné la cita en Palacio. Entré con Leonor Serrano de Camargo. Nos recibió doña Lina, hablamos con el Presidente y ella fue clara y le dijo: "¿O Peñalosa o yo?", pero tiene que haber un uribista, entonces el Presidente le dijo, me acuerdo de esa frase: "Doctora Leonor, esperemos que la democracia

decida". Como había unas consultas internas, él esperaba el resultado de la consulta. Obviamente llegaron las consultas, en el Polo salió victorioso Samuel, que derrotó a María Emma, y en el partido de Leonor, pues salió ella victoriosa, pero como con 10.500 votos que no le hicieron mella a la votación de Samuel. Ella terminó adhiriendo a la campaña de Samuel. Previamente a eso, más que por desobediencia hacia el mandato de la Casa de Nariño, yo pensaba que Samuel era una buena opción. Entonces trató de buscar el acercamiento con la campaña de Samuel.

¿Pero cómo explica esa voltereta política conociendo su origen de una tradición conservadora, de derecha?

Fue un acto de rebeldía, de alguna manera. Nosotros mirábamos el programa social de Samuel, continuando "Bogotá sin hambre", pero metiéndole entendimiento, veíamos que el metro era una opción para la ciudad. El metro en el papel se veía excelente. No sé hoy cómo se van a sacar los recursos, pero el metro tiene que ser una solución para Bogotá en la parte de movilidad y Peñalosa no tenía esos argumentos. Entonces a mí me parecía que Peñalosa salió muy golpeado por los transportadores, por los taxistas, hubo mucha infraestructura física en su mandato, pero los programas sociales quedaron de lado. Entonces pienso que Samuel podía darle eso a la ciudad y por eso terminamos con Samuel.

¿Y qué pasó con Fidencio Mena?

Con Fidencio Mena, quien decía que era muy cercano al presidente Uribe. De hecho, mostró fotos del Presidente cuando sus hijos estaban niños, en un paseo de olla a un río en Antioquia. Entonces yo le creí. Fidencio hablaba con José Obdulio Gaviria y con César Mauricio Velásquez constantemente. Entendí que había una relación muy cercana a Palacio. Y fuimos conociendo gente que habían sido secretarios de despacho de la Gobernación de Antioquia, cuando Uribe era gobernador.


Ellos también manifestaron su inconformismo con la campaña de Peñalosa.

¿Quiénes son ellos?

El doctor Martínez, que fue de Obras Públicas. El doctor Palacio, que fue jurídico en la Gobernación, y otros más. Fueron cuatro, no me acuerdo el nombre de ellos, pero con ellos creamos un equipo de trabajo que se llamaba "Uribistas con Samuel", porque éramos gente uribista, que no apoyábamos al Polo, ni a concejales del Polo, ni ediles del Polo, pero apoyábamos a Samuel. Además, porque dejémonos de bobadas, pero Samuel siempre ha sido de cuna noble. Samuel nació en el Partido Conservador, Samuel ha sido un tipo adinerado en esta ciudad. Los Moreno tienen muchísima plata. Entonces la dependencia del Polo de ellos fue de conveniencia de partido para la mamá. Que la Anapo se uniera con el Polo Democrático en su momento.

¿Ese movimiento "Uribistas con Samuel" estaba avalado por la campaña de Samuel?

Por supuesto. Nos conocían. Hicimos bastantes reuniones con el señor Abel Rodríguez, que era el gerente de la campaña. Yo lo conocí en la sede de la campaña, en la Fundación Rojas Pinilla, en la 34 con 17. Hicimos unos eventos en la oficina del Tequendama, hicimos un gran evento en un hotel en la 3ª con 19, con mil personas, al que asistió Abel Rodríguez a nombre de la campaña, como un personaje oficial de la campaña, y asistió Rojas Birry, quien era uno de los jefes de debate de la campaña.

¿"Uribistas con Samuel" era un proyecto político, sin que ustedes mencionaran que DMG estaba ahí?

Cuando "Uribistas con Samuel" se creó, nosotros no conocíamos a David Murcia. "Uribistas con Samuel" lo creamos en agosto de 2007 y conocí a Murcia a finales de septiembre de 2007, un mes después. Las reuniones iniciales que se adelantaron con Samuel o con la campaña de Samuel, porque Samuel no fue a nuestras reuniones, se hicieron a título personal como grupo de "Uribistas con Samuel". Tampoco tuvimos el respaldo de la Casa de Nariño por razones obvias. Pero sí de muchísimos uribistas reconocidos como tales. Es más, en el evento tuvimos a personas que hoy son concejales de

Cambio Radical, a quienes Vargas Lleras les impuso a Peñalosa en una convención en Bogotá. Y también hubo gente de Convergencia Ciudadana, gente de la U. Hay muchos concejales que estuvieron con Samuel, pero que públicamente estuvieron con Peñalosa. Es el manejo político que se hace en el país. Los bandazos que tenemos.

¿Cómo el grupo "Uribistas con Samuel" empieza a darle apoyo logístico a su campaña?

Nunca hubo apoyo logístico. El grupo se creó como un grupo de amigos políticos.

¿En qué momentos hubo dineros de DMG?

Hasta ese momento no había aparecido. En el camino para centrarnos en el tema de "Uribistas con Samuel" yo traté de buscar el contacto con Samuel Moreno directamente con varios amigos, por ejemplo Leonardo Echeverri, que lo conozco hace 15 años y hoy es asesor del Alcalde, era su mano derecha en la campaña. Me acerqué a él y le propuse sentarnos con Samuel y hacer un evento con uribistas. A él le gustó la idea, pero no le dio mucha importancia, ni tampoco pudo influir en la agenda de Samuel, entonces Fidencio Mena me dijo que era amigo de Francisco Rojas Birry, y recordé que en el pasado, en junio de 2007, donde Fidencio tenía oficina encontré a Rojas Birry, lo estaba esperando y me di cuenta de que eran grandes amigos, que incluso tenían negocios juntos en Casanare con unas tierras, eran amigos de hace años.

Me contó Fidencio que ellos se conocieron en Urabá, donde nacieron los dos. Así que Fidencio me dijo que a través de Rojas Birry podía conseguir la entrevista con Samuel Moreno para presentarle nuestro proyecto "Uribistas con Samuel". Y así fue. Rojas Birry nos sentó con Abel Rodríguez y entramos a la campaña. Alterno a esto conocí a Daniel Ángel y a David Murcia, a finales de septiembre de 2007, y David nos propuso en alguna época que quería apoyar a Samuel Moreno. Él no apoyaba a Peñalosa, porque me dijo que cuando él fue candidato al Senado fue a Putumayo y nosotros teníamos un candidato a la Gobernación de Putumayo, pero Peñalosa no quiso compartir escenario porque teníamos pancartas de DMG. Peñalosa no tenía un concepto bueno de DMG y por eso David no quería apoyarlo, sino a Samuel. Y me pidió que le buscara una cita con Samuel para ofrecerle apoyo logístico. Esa reunión se dio el 26 de octubre de 2007 a las 9 p.m. en la casa de la mamá de Samuel Moreno. Entramos Rojas Birry, Fidencio Mena, David Murcia, Margarita Pabón, Daniel Ángel y yo, allá nos atendió doña María Eugenia Rojas, estuvo también Iván Moreno y David le ofreció el apoyo logístico, camisetas, plata en efectivo, carros, refrigerios, transporte, pero ella nos dijo que ya estaba todo finiquitado, que lo único que podíamos hacer era apoyarlos con votos, entonces que le dijéramos a la gente de DMG que apoyaran a Samuel y así se ordenó. A través de un call center de David se hicieron las llamadas a 10 mil o 15 mil personas en Bogotá.

¿Y después ese apoyo trasciende con el hoy personero Rojas Birry?

El 28 de octubre de 2007 terminó la campaña de Samuel y ahí murió el proyecto "Uribistas con Samuel". En noviembre de ese año nosotros seguimos hablando cosas con David en temas sociales, pero hay que decir que tuvimos varios eventos con alcaldes entre noviembre y diciembre de 2007, alcaldes de Cundinamarca, Putumayo, Nariño, la Costa Atlántica, hicimos eventos parcializados donde hablábamos de cómo aplicar los proyectos de DMG, temas de emprendimiento y productividad.

¿Usted arrancó a difundir a DMG con alcaldías?

En ese diciembre a través de Fidencio Mena me buscó Rojas Birry y me dijo que estaba interesado en hablar con Murcia porque necesitaba un apoyo porque iba a ser personero de Bogotá y me dijo: "Necesito que oxigenemos esa vaina". El término oxigenar significa plata. Entonces me dijo: "Mire, es que los concejales están endeudados de las campaña y hay que ayudarlos con platica". Lo que hice fue escucharlo y me dijo que tenía buenas posibilidades. Le pregunté cuántos de los 45 concejales lo apoyaban y me hizo las cuentas y me pareció lógico, me dijo que con un empujoncito ganaba, así que hablamos con David Murcia y él dijo que quería escucharlo.

¿Entonces Rojas Birry lo buscó porque sabía que usted trabajaba con David?

Pero por supuesto. Si Rojas Birry entró a la reunión con María Eugenia Rojas. Escuchó el ofrecimiento a la campaña de Samuel. A causa de ese ofrecimiento es que él buscó de nuevo el contacto. "Si hubo un ofrecimiento, Jorge Iván, ayúdeme. No se lo dieron a Samuel y démelo a mí", fueron sus palabras textuales. Así que hablamos con David y la primera reunión entre Rojas y David fue en enero de 2008. Rojas fue hasta la feria de DMG en el Megaoulet, de hecho yo lo recibí. Entró a la


sala de juntas donde estábamos Murcia, su tío, Gustavo Guzmán, Daniel Ángel, César Cuevas, Óscar Iván Palacio, Margarita Pabón, Fidencio Mena y yo.

¿Qué se trató en la reunión?

Él pidió ayuda. Se le preguntó por la intención de voto de cada concejal, hicimos las cuentas, teníamos claro que Gilma Jiménez no iba a votar por él, entre otros. Y David le preguntó cómo se podía manifestar y César Cuevas y Óscar Iván Palacio le dijeron: "Con plata para Rojas". Terminó la reunión y se retiraron Rojas y Murcia a hablar en privado, imagino que a cuadrar la cifra exacta de dinero. Y se fue Rojas y yo lo acompañé al carro. Y luego con Margarita Pabón discutimos qué era lo que ella quería, ella no sabía qué hacía la Personería, yo se lo expliqué y ella dijo que sería bueno que a DMG la Personería le entregara unos contratos a Pabón Castro Abogados. Yo hablé después con Rojas Birry y le dije que la pretensión de ellos era esa, y que la de nuestra fundación que ha capacitado a tantos jóvenes en temas políticos era que queríamos formar los personeros escolares de Bogotá. Teníamos todo para hacerlo. Y Rojas Birry obtuvo los recursos, los que todo el mundo sabe que fueron entregados a través de William Suárez en su casa, $200 millones.

¿Tiene pruebas de esa entrega de dinero?

Sé que hay un recibo que está circulando ya, porque Rojas Birry firmó un recibo, y yo lo he visto. David dio la ayuda. Rojas Birry me dijo que el dinero era para facilitar la vida de los concejales. Recuerdo que la primera vez que se convocó para elegir personero no había quórum. Convocaron a la segunda y Rojas Birry consideró que podía votarse en el Concejo, pero que las fuerzas no estaban niveladas y podía perder, porque Hipólito Moreno, presidente del Concejo, había sacado un nuevo candidato y se reunió con gente de Cambio Radical la noche anterior e hizo una tramoya para que no eligieran a Rojas Birry. Hubo una tercera convocatoria para elegir personera y ahí sí se votó.

¿Y en ese entretanto él ya había movido la plata con los concejales?

Yo pensé que sí, pero no entendía por qué si había hablado con los concejales y había un dinero no votaban por él. Eso me dio a entender que la plata nunca llegó a los concejales, finalmente no se les dio plata.

¿Rojas Birry se robó la plata?

Se la robó. ¿O cómo se llama eso? Le prestaron $200 millones, no los devolvió y no los usó para lo que pidió prestado. El alcalde Samuel, recuerdo yo, porque tengo mucha gente cercana a él, tuvo que llamar concejal por concejal a hacer ofrecimientos de la gobernabilidad, a repartir la torta y así convencer los votos del Concejo para Rojas. Por eso es que Gilma Jiménez, por ejemplo, en la segunda convocatoria para la elección del personero, habló pestes de Rojas Birry. Pueden revisar los audios del Concejo, y ella dice que Rojas le pegaba su mujer, que era un hampón, borrachín, pero ocho días después, cuando se votó por el personero, Gilma Jiménez presenta la hoja de vida de Rojas Birry a nombre del Partido Liberal, donde resaltaba todos sus atributos profesionales e indígenas. Yo me quedé estupefacto, cómo un político puede cambiar así de la noche a la mañana. Además, de un manera tan trascendental, y terminaron apoyándolo. Y Rojas Birry barrió en el Concejo.

¿Entonces la elección de Rojas Birry se debe a que Samuel Moreno llamó a concejal por concejal y no a los $200 millones que le dio DMG?

Estoy seguro de eso. Si hubiera sido por la plata, Rojas Birry sale en la primera convocatoria a la elección de Personero.

¿Qué pasó después?

Hablé con Rojas Birry y nos entrevistamos varias veces y estuvimos hablando cómo entrar a concursar con la fundación que yo tenía de pensamiento político y él me dijo que quería crear una escuela de formación ciudadana dentro de la Personería y que ésta subcontrataría con fundaciones. Y que yo podía entrar a concurso y él nos estaba avisando. Pasaron los meses y el tipo no dio pie con bola, yo lo llamé a su celular, no me contestaba, iba a su casa porque él me recibía allí, pero se me escondía. Hablé con su esposa, a quien conocí en su campaña, y me hizo un puente con él, pero ni así. A través de sus asesores tampoco. Se hizo negar, me dio la espalda y no respondió a los compromisos pactados. David en esa época se fue del país a Panamá. Yo hasta febrero de 2008 estoy en DMG. A causa de mis ocupaciones tenía que viajar mucho y me tocó salirme. Después, por teléfono les hice unas asesorías. Y no volví a saber nada de David, ni de Rojas Birry, porque para rogar no sirvo, eso de estarle mendigando no va conmigo, cada quien es libre de su conciencia.

¿Cuándo volvió a hablar con Rojas Birry?

En noviembre de 2008, el presidente Uribe, en una decisión arbitraria, intervino DMG, esa intervención es la mayor cortina de humo que agentes del Estado hayan perpetrado. El tema de los falsos positivos estaba muy caliente, iban cerca de 115 jóvenes asesinados a sangre fría al parecer por miembros de la Fuerza Pública y eso en cualquier país del mundo daría para un juicio político al Ministro de Defensa o destitución de generales, pero en Colombia eso no pasa.

¿Se intervino a DMG para echarles tierra a los falsos positivos?

Por supuesto.

¿Y qué pasó entonces?

A causa del escándalo y del correo de brujas de que Rojas Birry recibió plata, el me llamó a mi celular y me pidió que almorzara con él. Fui a su despacho y hablamos de lo que pasaba, me comentó que había una grabación que llegó a través de un congresista y que involucra que a testigos que lo vieron entrar a DMG y que presuntamente recibió plata y entonces me dijo que quería hablar con los testigos.

¿Que le ofreció?

Le dije: Hermano, usted no cumplió y con qué cara me dice que le cumpla yo a usted. Los sellos y escudos de él estaban puestos cuando el general Palomino de Bogotá ordeno cerrar DMG. Y me dijo: Hermano, ayúdeme, hable con Murcia. Pero yo había perdido el contacto con David.

¿Era para ocultar?

Era para tapar eso, para ocultar la deshonra del Polo a través de él. Después de varios meses estuvimos en muchas reuniones en su despacho, entramos muchas veces, yo en mi carro; incluso, mis placas están registradas en la Personería, pero en ningún momento él manifestó ayudarnos con el compromiso que era para la fundación. Entiéndase que llevaba meses sin hablar con David, así que debido a eso había perdido el contacto y empecé a buscar algunos amigos que me pudieran contactar con David. Ubiqué algunas personas que hablaban con los hermanos de David y les dije que el Personero de Bogotá quería hablar con ellos para solucionar este problema. Yo entendía que era para devolver la plata y para que entregaran el recibo que él alguna vez firmó y arreglar todo.

¿Lo que se pactó fue que Rojas Birry dijo que devolvía la plata?

Y con intereses me dijo a mí, con tal de que no se sepa. Siempre hemos sostenido que somos amigos de Murcia, siento que es un empresario con una visión que no tiene ningún empresario de este país. Desafortunadamente se rodeó de la gente que no debía, entonces la ambición del hombre es ciega y se cometieron errores graves como ocurrió acá. A Rojas Birry entonces yo le ayudé a buscar el contacto con los hermanos. Me dijeron que un hermano estaba dispuesto a recibir los recursos, pero él me dijo que no. Después de un mes de mamar gallo con la entrega, dijo que los hermanos no eran interlocutores validos para David. "Ya un señor de la Procuraduría habló conmigo y me voy a entender con él", me dijo Rojas, y que iba a arreglar eso solo ese chicharrón. Entonces yo le pregunté "para qué me llamó para qué me usó, para qué me hizo armar avispero". Lo


que si sabemos es que al sol de hoy esos recursos no han sido devueltos. Hasta el 24 de abril 2009 no ha devuelto nada. En medio de este escándalo, como él no solucionaba nada, entonces me vi obligado a buscar a Leonardo Echeverry, el asesor del Alcalde, mi amigo. Él estaba ajeno a todo esto.

¿Quién sabía que ustedes le habían dado 200 millones de pesos a Rojas Birry?

Sólo Rojas, siempre David fue discreto en esas entregas a todos los demás gobernadores y alcaldes que fueron muchos, esas entregas se hicieron en reserva, con la mayor discreción y privacidad del mundo, de tal forma que nadie se enteraba.

¿Cuándo le contó al asesor de Samuel, es la primera vez que se entera el Polo?

Por supuesto. Es más, no creen. Lo creían impoluto y es un hampón. Así que Leonardo Echeverry me dijo: Hombre, yo me reuní con él en Galerías hace dos meses y le comenté "Hermano, esto está preocupante porque si el escándalo se destapa, Rojas se cae". Él estaba asombrado y me dijo "Déjame yo hablo con el Alcalde". Yo sé que habló con el Alcalde, que estaba muy preocupado. Incluso, tuve un mensaje del Alcalde donde me decía "Hombre, si Rojas Birry no tiene la plata para devolverla yo se la presto".

¿Como así?

Rojas decía que no tenía plata, que no tenía con qué devolverla. Al principio había dicho que sí. Yo seguía creyéndole. Pero como no pagaba, yo le dije al Alcalde "el tipo no tiene plata", pero el Alcalde tampoco tenía ni idea. En esos días fue cuando entrevistaron a Rojas Birry y le preguntaron que si me conocía y él dijo que no. Al Alcalde le preguntaron al otro día que si me conocía y el Alcalde obviamente tenía que decir que no, porque en realidad no teníamos una relación cercana con el Alcalde, pero eso no es importante. El Alcalde ya sabía en ese momento lo que estaba ocurriendo, como Rojas no tenía plata, entonces de las empresas del alcalde Moreno tienen muchos negocios y era muy fácil hacerle un préstamo para que pagara. Esa fue la ultima intención del Alcalde de sanear la cosa.

¿Cómo sabe usted que Samuel Moreno ofreció respaldar esa deuda?

No sabemos quiénes, unos N.N., le hicieron llegar un casete al representante a la Cámara Wilson Borja, por eso mi afán de hablar con Murcia, porque Rojas Birry me había hablado pestes de Petro y yo asimilaba que Petro era Borja. Poco entendía del tema en el Polo y le dije a la esposa de Rojas Birry que era importante hablar con Borja, porque él tenía las grabaciones de las personas que fueron testigos de la entrega de la plata a Rojas Birry y de un listado de gobernadores que él denunció recibieron plata. Wilson Borja los leyó en la plenaria de la Cámara en la primera semana de diciembre de 2007. Cuando hablamos fue muy transparente Borja, él trató de hablar con Rojas Birry, ya que no me respondía el teléfono a mí. Yo sentía que iba a ser grave y quería evitarle dolores de cabeza. Rojas también se burló de Borja.

¿Borja también supo del pago? ¿Rojas le contó al Alcalde?

El Alcalde fue enterado por ellos dos. Wilson se reúne y le dijo "Lo mejor es que se retire para que se defienda", es lo más ético que podía hacer.

¿Por qué saben que Samuel ofreció plata?

Nos llegó información de la gente que trabaja en la Alcaldía. Intuimos que se la iban a prestar y puede ser lógico que el Alcalde tenga dinero para prestarlo lo pueden hacer, están en todo su derecho. No es un delito prestar la plata, porque la plata la tienen justificada, es una familia muy adinerada. Lo pueden hacer.

¿Cuando Borja se enteró se reunió con el Alcalde?

Borja fue a donde Rojas Birry al otro día de enterarse. Rojas le negó todo eso, que era falso, un montaje. Rojas, cuando me llamó me dijo "me van a enlodar por dineros que yo no recogí". Yo le dije "¿cuánto le llegó en realidad?" y el dice "ni un solo peso, a mí no me pagaron nada". Yo me entere después fue por la grabación que salió en la W. Uno empieza a hacer las investigaciones con el grupo de DMG y encuentra que si hubo una entrega y se firmó un recibo, todo eso está ahí y es comprobable. Wilson Borja se enojó porque el tipo le negó todo y fue a donde el Alcalde. Eso fue antes de lo de Petro.

¿Qué dijo Samuel?

Pues Samuel dijo que el Personero tenía que defenderse, pero que no iba a hacer nada. Esa fue la actitud de Samuel.

¿Entonces Rojas Birry recibió $200 millones y cuando supo que iba a estallar el escándalo los buscó otra vez para que no se supiera esa vuelta?

El problema de enriquecimiento ilícito del personero Rojas Birry es porque nunca dijo la verdad. Si él desde el principio dice que David Murcia le prestó esa plata, ya no hay enriquecimiento, sino un simple préstamo.

¿Cree que hay mucha hipocresía en este tema de DMG?

Totalmente, me parece que no solamente de Rojas Birry, él ha llegado al colmo del cinismo, es el tipo más cínico que he conocido en la vida, la dignidad que ocupa como personero no es para un hombre como él. Debería sentir vergüenza el pueblo indígena colombiano, porque es el espécimen más corrupto, más hipócrita y mentiroso que ha procreado el pueblo indígena colombiano.

¿Está dispuesto a contarle esto a la justicia?

Por supuesto. Él debe ser judicializado. A mí me parece terrible que la gente se burle de David.

¿Por qué las financiaciones de campañas que hizo DMG, ahora todos lo niegan?

Las personas que recibieron la plata lo hicieron para ellos, nunca fue reportada en los libros contables de las campañas, luego el Consejo Nacional Electoral no tuvo conocimiento de esos dineros. Se dice que el gobernador de Cundinamarca recibió dinero a través de un tercero, y eso nunca fue reportado en los libros. Ni en las contabilidades de las campañas de Bolívar, en La Guajira u otras partes.

¿Todos esos hoy gobernadores recibieron plata?

Pues todos estuvieron con David o en reuniones con nosotros. Si hacemos una lista de alcaldes, podrían pasar de 80. Y gobernadores, unos 12. Espero que con honestidad esa gente se acerque a David y devuelvan su plata. Porque esa es plata de la gente. Se están robando la plata de la gente. Los políticos que niegan a David Murcia se están echando al bolsillo la plata que los colombianos invirtieron en DMG. Esos políticos deberían devolverle la plata a María Mercedes Perry, la liquidadora de DMG.

¿De cuánta plata hablamos?

Miles de millones de pesos.

¿Cuando David Murcia daba esas platas qué pedía a cambio?

Nada. Simplemente que cuando llegara con sus programas de comedores escolares lo dejaran participar con sus proyectos. Era un tema social. Yo tuve una reunión privada en Corferias con Samuel Moreno y Murcia y éste le preguntó que cuánto costaba el programa "Bogotá sin hambre" y él le dio una cifra y David le dijo: "Entrégueme la mitad de esos recursos, yo le genero dinero, le hago lo mismo y con mejor calidad".

¿Sigue creyendo en el proyecto de David Murcia?

Totalmente. Tiene futuro.

¿Y por qué lo van a extraditar?

Porque la ambición ciega a los hombres. Y la gente que lo rodeó le hizo mucho daño.

¿A DMG entraron dineros del narcotráfico?

No me consta. No lo creo.

¿Cuál es el futuro de Rojas Birry?

Si se hace justicia va a terminar detenido. Le pido al Procurador que lo separe del cargo.

¿Hay documentos que comprometen a todos los funcionarios a quienes DMG les dio plata?

Los hay, videos y comprobantes de pago.

¿Cree que Samuel Moreno se arrepiente de haber apoyado a Rojas Birry?

Estoy seguro. El Alcalde debería ayudarlo a que se vaya.

¿Por qué después de tanto tiempo decidió hablar?

Hay un villancico que dice "la prudencia que hace verdaderos sabios", y eso buscaba, prudencia, en río revuelto, muchos pescadores hay. A nosotros en Bogotá nos sorprendió gravemente que una vez Samuel se posesionó como alcalde, el señor que nombraron como secretario de la Movilidad, el señor Bernardo Villegas, era el que capacitaba a los alcaldes y gobernadores en la Feria Exposición con nosotros. Yo le abría el telón a Bernardo Villegas.

¿Él venía de DMG?

Por supuesto, él venía de la nómina de DMG. Él ganaba plata en DMG.

¿Quién está pasando de agache en este escándalo?

Muchos políticos. Todos los que se tomaron fotos con David. David permeó muchas instancias de poder en este país, si no todas.

¿Está amenazado?

Sí, me han llamado. Hemos recibido amenazas por lo que estamos haciendo.

¿De dónde provienen?

Yo entendería que es gente del Polo y en términos soeces y vulgares me piden que no hable con nadie más. Y que deje que el Polo ande. La gente del Polo cree que yo soy enviado por Uribe para hacer esto. En absoluto. Yo al presidente Uribe hace meses que no lo veo. A José Obdulio Gaviria hace meses que no lo veo. Lo mismo con César Mauricio Velásquez