Secretario jurídico de Presidencia dice que no se prestó a juego de criminales

Edmundo del Castillo dice que volvería a recibir personas que tengan pruebas que comprometan la seguridad jurídica del Presidente.

Un año después del escándalo por la entrada de los emisarios del extraditado jefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, a la Casa de Nariño, Edmundo del Castillo, secretario jurídico de la Presidencia de la República, reitera que no hubo un complot contra la Corte Suprema. Es más, en entrevista con El Espectador asegura que si supiera que hoy alguien tiene pruebas que comprometan la seguridad jurídica del Jefe de Estado, lo volvería a recibir.

Si la Procuraduría concluyó que no hubo complot contra la Corte Suprema, ¿entonces qué hubo en esa reunión de Palacio con emisarios de ‘Don Berna’?

Hubo un engaño por parte de los paramilitares. Cuando estalla esto en el mes de agosto, los titulares de prensa eran “complot de los ‘paras’ contra el Gobierno y las cortes”. Y resulta que después quedó la sensación de que el complot era de la Presidencia hacia la Corte, así que hoy queda claro que no hubo nada de eso; lo que hubo fue un intento de enredo por parte de este criminal Don Berna para enfrentar al Gobierno y a las cortes.

¿Por qué la Procuraduría lo investiga a usted por omisión de denuncia?

Como yo no caí en ese juego para prestarme a hacer denuncias temerarias o no puse al Presidente a denunciar a la Corte porque esa información que me entregaron resultó ser una basura, justamente no caí en el juego de los bandidos ni me presté para complotar contra la Corte, ahora es un contrasentido que se diga que omití denunciar eso. Con cara perdía y con sello también.

¿Y entonces por qué la Procuraduría le eleva pliego de cargos?

Se termina diciendo que no hubo complot y que en principio puede constituirse una falta disciplinaria porque si recibí un material que presuntamente comprometía malas prácticas de magistrados de la Corte, debí haberlo denunciado oportunamente. 

Pero lo cierto es que los ‘paras’ lograron su objetivo y terminaron enfrentando aún más al Gobierno y a la Corte. ¿Se arrepiente de lo que pasó?

Si actualmente alguna persona dice tener pruebas que comprometan la seguridad jurídica del señor Presidente, previa consulta con él, lo volvería a recibir. Tendría más cuidados de verificar las condiciones de tiempo, modo y lugar y bajo el entendido de que muchas personas son temerosas de informar hechos a la justicia.

Usted termina recibiendo unos audios como pruebas. ¿Por qué no se los entregaron a la funcionaria del DAS, Marta Leal, que participó en la reunión?

Me los entregan a mí y se acaba la reunión. Yo entendí que ella estuvo presente como Policía Judicial en la entrega y que podía actuar en cualquier momento, y yo por mi lado, sin perjuicio de lo que hiciera el DAS, traté de ver qué información había allí pero no para manipular pruebas sino para formular la denuncia sobre la base del contenido de las grabaciones que resultaron ser una basura que no decía nada.

Si ese material, como usted dice, resultó una basura, ¿por qué fue sólo hasta que los medios informaron de la reunión en Palacio que el DAS empieza a moverse en el asunto?

Porque ya se comprobó que la funcionaria que participó en la reunión adulteró un informe para mostrar que el DAS sí había investigado los audios. Eso es una pregunta que hay que hacérsela al DAS. Tuve un mes y medio esos audios que me entregó el abogado de Don Berna tratando de transcribirlos para obtener una información. Pero cuando veo que allí no había nada pues le entrego el material al DAS.

Un año después de este escándalo, ¿qué le quisiera decir a la Corte Suprema de Justicia?

A la Corte Suprema, a su ex presidente, doctor Ricaurte, que fue la persona que puso la denuncia, decirles que tal y como la manifesté en su momento no se trató de un complot contra la Corte Suprema. Se ha especulado mucho sobre el encuentro, que era para frenar las extradiciones de los paramilitares, y ya quedó comprobado que eso no pasó.

¿Pecó de ingenuo entonces en este episodio?

Hubiera sido ingenuo si me abstengo de recibir a esta gente (emisarios de Don Berna) porque podían tener pruebas serias, no lo sabíamos entonces, o hubiera pecado de ingenuo si corro a presentar denuncias.

¿Le preocupa que la Fiscalía esté investigándolo?

Tengo la convicción de que se actuó conforme a la ley y habrá que afrontar las investigaciones.

¿Con estos cargos lo sacaron de la terna para la Fiscalía?

Eso sí está claro, mientras este episodio no haya sido aclarado no puede estar el nombre de Edmundo del Castillo en una terna para Fiscal.

¿Y su nombre iba fijo?

Sí, el Presidente de la República siempre tuvo en cuenta, sin que se hubiera determinado por supuesto, el nombre mío para ir en esa terna.