Las revelaciones que entregó Manuel Cuello a la justicia

Dijo que Uribe estuvo al tanto de la repartición de notarías a congresistas que apoyaron la reelección.

Setenta y tres páginas contiene el explosivo testimonio que le entregó hace dos semanas el ex superintendente de Notariado y Registro Manuel Guillermo Cuello Baute a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, en donde además de detallar cómo se repartieron notarías —o se las quitaron— a benefactores y opositores de la reelección, reveló que desde un principio el presidente Álvaro Uribe estuvo al tanto de esta gigantesca operación burocrática y que la orden era clara: para evitar suspicacias, las notarías no serían entregadas a familiares de los parlamentarios sino que se cumplirían los compromisos a través de terceras personas.

Según reveló la W, así de enfático fue Cuello Baute al referirse al caso de la Notaría Sexta de Barranquilla, en donde fue nombrada Claudia Betancurt, esposa del representante a la Cámara Jaime Amín. Según Cuello, en ese despacho había sido nombrado antes Otto Patermina, pero por órdenes del alto Gobierno se vio obligado a reversar esa decisión y a darle a Betancurt la mencionada notaría. Fue entonces cuando, dijo, lo llamó el Jefe de Estado y en tono agrio le explicó que le había dicho hasta la saciedad al ministro Sabas Pretelt “que no nombraran parientes cercanos de parlamentarios ni en notarías ni en el servicio diplomático”, pero que le garantizaba a Amín una notaría en cabeza de otro particular.

En su extensa declaración, el ex superintendente recordó que supo de compromisos del Ejecutivo con otros parlamentarios como Flor Genecco, Eduardo Enríquez Maya, Roberto Camacho, Hernando Torres Barrera, Plinio Olano, Mauricio Pimiento y el hoy embajador de Colombia en Brasil, Tony Jozame Amar. En desarrollo del cumplimiento de las cuotas burocráticas, Cuello Baute aseguró que participó de varias reuniones a las que concurrieron el ex viceministro del Interior Hernando Angarita; el secretario de Palacio, Bernardo Moreno, y dos de sus asesores, Juan David Ortega y Claudia Salgado.

Estos últimos ya están siendo investigados por la Fiscalía tras la condena que le impuso la Corte al ex representante Iván Díaz Mateus. De acuerdo con el alto tribunal, Ortega y Salgado estaban delegados para sacar a como diera lugar el proyecto de reelección presidencial en el Congreso y hacer cumplir los pactos burocráticos con los parlamentarios. En ese contexto, Cuello Baute advirtió que en una ocasión lo visitó en su despacho el ex senador Habib Merheg para decirle que venía a reclamar una notaría y que si el Gobierno ya le había enviado el documento que lo confirmaba.

“No señor —respondió Cuello—, yo no he recibido ningún documento”, y a reglón seguido contó que después se enteró de que en la ciudad de Pereira (donde nació Merheg) se hicieron unas designaciones en la Notaría Segunda, en cabeza de Marta Bedoya. El ventilador de Cuello Baute no dejó títere con cabeza, pues reconoció que en el caso del entonces senador Mauricio Pimiento tuvo un enfrentamiento con Bernardo Moreno. Según refirió, en agosto de 2006 recibió una llamada de Moreno en la que le advirtió que Pimiento “había ayudado mucho en la reelección” y que había que darle su cuota.

Y contó una anécdota sobre la estrategia del Gobierno para garantizar los pactos. “Yo recuerdo que en una reunión, el Presidente entraba y salía por una puerta que hay que comunica el despacho de (Bernardo) Moreno con el Presidente. Estando allí el Presidente, él escuchó la voz de Juan Manuel Santos que venía caminando y dijo: ‘hagan silencio que estos temas no se pueden tocar delante de Juan Manuel Santos’, y yo recuerdo que en esos días Santos estaba comenzando a comandar una especie de movimiento a favor de la reelección”. De colofón habló sobre el nombramiento de Luz Marina Campo Hernández como notaria en Facatativá y luego en Tunja y de la injerencia que tuvo el hijo mayor de Uribe, Tomás, en esta operación.

Al unísono, sin embargo, los involucrados en este segundo capítulo de la yidispolítica sostienen que Cuello Baute miente y que sus declaraciones son infames.

Temas relacionados