¿Enlace del DAS con la ‘Oficina de Envigado’?

Informe relaciona a coordinador de inteligencia en Antioquia con la organización criminal.

Fue el propio alcalde de Medellín, Alonso Salazar, quien dio el primer aviso. En un consejo de seguridad, en septiembre del año pasado, le advirtió tajantemente a la directora del DAS en Antioquia, Jacqueline Sandoval —hoy investigada por el escándalo de las ‘chuzadas’— que no confiaba en el coordinador de inteligencia de la seccional, Luis Alfredo García, “ya que he recibido información de que este tipo está en la nómina de la ‘Oficina de Envigado’”.

Esa versión ya había sido indagada por el subdirector de la seccional, Jesús María Robayo, quien relató que versiones de informantes relacionaban a García, un experimentado detective con más de 15 años en la institución, como un avezado negociante que arreglaba expedientes sobre lavado de activos o tráfico de armas. La poligrafista Carmen Lucía Rodríguez denunció que en abril de 2007 se percató de que fueron manipulados dos archivos del polígrafo, uno de los cuales fue movido y el segundo borrado intencionalmente. El responsable de esta anomalía, según Rodríguez, fue Luis Alfredo García.

Como si fuera poco, una fuente anónima del DAS corroboró que García, identificado como Pata, era muy allegado a un sujeto conocido con el alias de Valija, quien tiene vínculos directos con la ‘Oficina de Envigado’, y advirtió que uno de los colaboradores de esta organización criminal era Luis Alfredo García, quien perdió la prueba del polígrafo sobre la denuncia que formalizó Carmen Lucía Rodríguez. Todas estas investigaciones y más están contenidas en un informe reservado, fechado el 8 de diciembre de 2008, en el que se concluye que García era, ni más ni menos, un enlace de la temible ‘Oficina de Envigado’.

En concreto, un informante del DAS llamado Luis Alfonso Yepes Gaviria puso en conocimiento que otro informante, de nombre Jesús Argilio Correa, se contactó con García y otros supuestos detectives del DAS para informarles que un señor de apellido Nagles estaba lavando dinero de la mafia y que supo de un tráfico de armamento que les detalló. Sin embargo, según Yepes Gaviria, al parecer la investigación de Nagles fue arreglada por $300 millones y sobre el tema de las armas todo quedó saldado con la retención de varios fusiles y la solicitud de $10 millones a los traficantes.

Jesús Argilio Correa expresó que en la cárcel de Bellavista, donde estuvo seis años detenido, conoció a José Francisco Ledesma, alias El Negro, quien pertenecía al quinto frente de las Farc. Tras recuperar su libertad, fue contactado por él, pues estaba interesado en conseguir un comprador para 700 armas que se disponía a ingresar a Colombia provenientes de Costa Rica y Nicaragua. Correa añadió que, de inmediato, divulgó a dos funcionarios del DAS esta información, entre ellos García, quienes le recomendaron que para ganar la confianza de El Negro fingiera una venta de seis fusiles que estaría supervisada por los agentes del organismo.

No obstante, días después, El Negro lo llamó a su celular y le manifestó lo siguiente: “Esos manes que usted me presentó son del DAS, me robaron seis fusiles que íbamos a negociar y $10 millones para dejarme ir sin judicializarme”. Correa no supo qué decirle, pero de inmediato se comunicó con los funcionarios, “quienes le manifestaron que eso había que dejarlo así, que ya había un muerto por esos fusiles y que si no quería que le pasara lo mismo, lo mejor era que dejara ese asunto quieto”. Correa describió al coordinador de inteligencia de la seccional de Antioquia, Luis Alfredo García, y dijo que en tres ocasiones se vio con él, una de ellas en las instalaciones del DAS.

Añadió que uno de los supuestos detectives que iban a investigar el tráfico de armas resultó ser Guillermo David Giraldo, un ex funcionario del DAS que se vio involucrado en esta extorsión y el hurto de los fusiles. El otro informante, Luis Alfonso Yepes, confirmó todo lo dicho por Correa. Con estas evidencias, el informe reservado del DAS concluyó que Luis Alfredo García manipuló indebidamente un equipo de poligrafía y mintió cuando fue descubierto, como lo señaló el polígrafo; “es señalado por autoridades y fuentes humanas de la región como un reconocido contacto de la ‘Oficina de Envigado’ ” y, además, permitió que un ex funcionario actuara en nombre del DAS para extorsionar y hurtar armas a El Negro.

En el documento se asevera que Luis Alfredo García desbordó sus funciones, generando dudas sobre su confiabilidad y perjuicios en detrimento de la imagen del DAS, debido a que su conducta contrarió las políticas del departamento, por lo que fue declarado insubsistente el pasado 16 de enero. El reporte de siete páginas apareció dentro de los múltiples documentos que hoy investiga la Procuraduría por el escandaloso caso de las ‘chuzadas’. Por ahora, constituye un episodio más que indagan las autoridades para acabar con las mafias enquistadas en la policía secreta.

Vea el Facsímil del reporte que se hizo tras la investigación contra el coordinador de inteligencia del DAS Antioquia, Luis Alfredo García, quien podría tener nexos con la ‘Oficina’, haciendo clic AQUÍ.

Temas relacionados