Claudia López anuncia 'pico y género' en Bogotá: días pares salen las mujeres e impares los hombres

hace 3 horas

Los herederos de Meira

No llevan su apellido, pero su poesía les corre por las venas. Los amigos y admiradores de la artista barranquillera buscan recuperar su casa para regalarle a la ciudad un escenario de cultura.

Hasta hoy no ha habido detractores. Todos los escritores y artistas de la ciudad de Barranquilla se muestran de acuerdo con que la casa donde habitó Meira Delmar, donde se encontraba la extensa biblioteca que heredó de su padre, sus fotos, el patio, las flores, el piano, se convierta en un centro cultural de constante actividad en la ciudad.

Además de estar de acuerdo, les parece casi obvio que si hay que hacer esfuerzos en conservar un espacio cultural, ese tiene que ser el de Meira, símbolo incomparable de la ciudad. Aún así, la carta que se dirigió, a finales del año pasado, a las autoridades distritales y departamentales no fue respondida, a pesar de las casi 600 firmas de los intelectuales que apoyaban y siguen apoyando la causa.

Hoy, cuando se cumplen dos años de su muerte, está programado un homenaje que ha contado con la participación de poetas aledaños y locales, que se reunirán a escuchar y a recitar a Meira. A su poesía. Una ruta poética que empieza desde las 10:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. y que recorre ocho puntos de la ciudad, incluyendo, por supuesto, el frente de su casa. Los correos que diariamente reciben la periodista Patricia Iriarte y el investigador Álvaro Suescún, quienes lideran la causa, han mantenido el impulso inicial.

Desde Cali, la Fundación Casa de Poesía Aurelio Arturo propone que se declare patrimonio de interés cultural y patrimonial, lo cual protegería no sólo la casa, sino a su espíritu, que es en últimas lo que más se tiene interés de preservar. Ya la ciudad cometió errores lamentables con sus artistas, como con la casa del escritor  Álvaro Cepeda Samudio,  hoy convertida en la sede de la Corporación Regional del Atlántico.

En este momento se encuentran en proceso de formalizar la Fundación Meira Delmar, que se encargaría de organizar las actividades de la casa y proteger la propiedad intelectual de Meira.

“Hasta este momento tenemos adelantado un proyecto de estatutos y estamos trabajando en el proyecto en sí, es decir, en la relación de costos de recuperación de la casa, adecuación de espacios, etc., para así presentarlo a posibles donantes”, cuenta Patricia Iriarte. Pero uno de los asuntos principales es la negociación con la familia. Se debe discutir con ellos el punto de los derechos sobre la obra, para así determinar finalmente los alcances de la fundación. Además, no hay dinero para cubrir el valor que piden los herederos de Meira por la casa.

Existe también la idea de empapelar mensualmente la ciudad con los poemas de la poetisa. El viernes, como parte del homenaje, se leerán los versos de El Resplandor por toda Barranquilla. Son muchos los que han aprovechado la ocasión para evocar sus experiencias.

El compositor Eduardo Cabas, por ejemplo, recuerda que al salir del colegio se quedaba hablando con Meira de la poesía y la ciudad. “Esa casa hermosa y única no es sólo ladrillos, es un libro abierto de poemas escondidos, de mar, de recuerdos de quien, si hubiera sido de otro lugar distinto a Barranquilla, hubiera recibido el doble de reconocimientos de los que recibió, porque nunca supimos valorarla lo suficiente”, concluye Cabas.

El pintor Ángel Loochkartt recuerda en un escrito los encuentros celebrados en la casa de Meira: “Mi voz y mi guitarra le cantaron en espléndidas veladas que el maestro Pedro Biava animaba con ese cálido acento, festivo y contagioso, propio de los italianos. Allí están en el recuerdo los graciosos apuntes de Alfredo de la Espriella, las agudas percepciones de Mery Logan, el culto y fantástico Campo Elías Romero haciéndonos estallar a carcajadas…”.

Con esta iniciativa se enciende la llama que mantiene vivo el recuerdo y el actuar de Meira Delmar, que se espera que sea como el resplandor de sus versos: Pero encendió /de tal manera el día / que todavía dura su lumbre. / Dura. / Y quema.

257564

2011-03-17T22:00:00-05:00

article

2013-07-24T23:33:41-05:00

none

Adriana Carrillo Silva

Nacional

Los herederos de Meira

22

4072

4094

Temas relacionados