Escaleras eléctricas al aire libre en Medellín

Este lunes se inaugura en el barrio Las Independencias de la Comuna 13 la megaobra que mejorará la movilidad de más de 12 mil habitantes y que se sumará a atractivos turísticos como el metro y el metrocable.

Las primeras escaleras eléctricas de carácter público y gratuito en el país, y las primeras en el mundo ubicadas en un sector de bajos recursos, se inauguran hoy en el barrio Las Independencias de la Comuna 13 de Medellín. En un primer momento operarán tres horas diarias, tiempo que se aumentará de manera gradual.

El alcalde Alonso Salazar se refiere a esta obra, que tuvo un costo de 13 mil millones de pesos: “Estamos acostumbrados a ver escaleras eléctricas en centros comerciales, pero las de Medellín serán las primeras en usarse como transporte público, una solución de movilidad para estos barrios de difícil acceso. Es una de esas maneras que nos estamos inventando los paisas para solucionar cosas. Además, se complementa con el desarrollo del viaducto media ladera para poder llegar más rápido a otras partes y convirtiéndose en una solución para todos los habitantes del sector”.

Los seis tramos en que está dividida la escalera facilitarán que personas de otros barrios de la Comuna 13 accedan a ella. Aunque entrará en funcionamiento hoy, las obras de urbanismo, como los techos de acrílico, la adecuación de espacios aledaños y uno de los edificios que irán ubicados entre las escaleras con dependencias de la Alcaldía, se entregarán en los próximos meses. La comunidad recibirá hoy un 80% de la obra.

El ambicioso proyecto, que comenzó a desarrollarse en las empinadas laderas de este sector en enero de este año, creó una gran expectativa en la comunidad, que empezó a poblar el sector desde hace 40 años y que se acostumbró a subir y bajar la altísima loma a pie. Por eso, Danelly Corrales Pérez, de 18 años, quien vive en la parte más alta del barrio Las Independencias, no puede creer que las escaleras eléctricas la dejen a siete pasos de la entrada de su casa, ¡a siete pasos!, una realidad que no imaginó ni en sus mejores sueños. Luego de subir y bajar a pie en estado de embarazo lo equivalente a 23 pisos de un edificio, ahora, con Emily, su bebé de brazos, tiene la sensación de ir “como en una nave espacial”, cambiando la media hora que se demoraba a pie, por los cinco minutos que tardará cómodamente en las escaleras para ascender sin ningún esfuerzo hasta su casa.

Esta obra hace parte de toda una red de intervenciones urbanísticas que intercomunican a los barrios de la Comuna 13 a lo largo de 128 kilómetros. El Proyecto Urbano Integral desarrollado en ese lado del occidente de Medellín incluye paseos peatonales, parques, bibliotecas, unidades deportivas y lugares de esparcimiento que tendrán un costo total de 65 mil millones y prestarán beneficio a 135.000 personas que habitan esta comuna.

También se suman los visitantes del resto de Medellín, que comienzan a llegar para corroborar que es cierto, que esta obra que parecía inverosímil ya es un hecho. Como sucedió con el metrocable, los habitantes se mezclan con turistas nacionales y extranjeros dentro del sistema y los barrios que antes daban miedo, hacen parte de los recorridos turísticos.

Sin embargo, no se puede afirmar que la situación de violencia en el sector haya desaparecido por completo. El gobierno local y la comunidad esperan que obras como esta ayuden en el mediano y largo plazo a que mejore la convivencia en la zona. Ya en otros sectores de Medellín se evidencia la transformación social, cultural y la reducción de la violencia luego de intervenciones de urbanismo social.

Por estos días, las personas que viven a lo largo y ancho de la obra pintaron las fachadas de sus casas, hicieron murales, hay ambiente festivo, pues las escaleras eléctricas resultaron siendo su mejor regalo de Navidad.