Claudia López: "Días pares salen las mujeres y días impares salen hombres"

hace 39 mins

"El Quimbo es necesario"

Lucio Rubio Díaz resaltó que la obra busca satisfacer la demanda de energía de nuestro país y que sin ésta el suministro eléctrico se vería en peligro.

La construcción del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, en el sur del Huila, sigue generando controversias. La realización de una represa que con la fuerza del río Magdalena genere 2.216 gigavatios de energía al año ha puesto al Gobierno, los órganos de control y los empresarios a hablar.

Hace dos semanas, El Espectador visitó la región y entrevistó a quienes rechazan que se haga una represa allí porque, dicen, empobrecerá la zona y afectará negativamente el medio ambiente. Ahora, Lucio Rubio Díaz, presidente en Colombia de la multinacional que realiza el proyecto, Endesa, le explicó a este diario los pormenores de las obras y se refirió a las discusiones que éstas han generado.

¿Cómo nace El Quimbo?

El Quimbo es un proyecto que nace de una subasta de energía organizada por el Gobierno. Varias empresas presentaron proyectos para la generación de energía, se les asignaron unas obligaciones y se les dio una fecha para la finalización de las obras que, para nuestro caso, es diciembre de 2014. Se ha dicho mucho que este recurso va al exterior. No, esta energía es para Colombia que, como país, puede exportar energía a Ecuador, pero es el conjunto del sistema el que toma la decisión. El Quimbo garantiza el suministro que se requiere para el abastecimiento de energía del país. Si no existiera éste, podría verse en peligro.

Ha habido controversias debido a los censos. La comunidad dice que se dejaron de contar dentro de los afectados a 15 mil personas. ¿Cómo se realizaron éstos?

Se hicieron con personas de la zona y durante dos años; se le dio oportunidad a todo el mundo. Tenemos un registro fotográfico y fílmico de cada una de las familias que visitamos. Y además hicimos fichas censales que fueron firmadas por los entrevistados y avaladas por los personeros de los municipios. Lo que está ocurriendo, a nuestro entender, es que como hemos empezado con las compensaciones, hay personas que quieren aprovecharse de esta situación.

¿Y las compensaciones a los afectados?

Hay 3.000 personas que se verán afectadas con la obra. Éstas se dividieron en dos grupos: los residentes y los trabajadores de la zona de influencia. A los primeros se les reasentará, son 425 familias que poseían apenas 300 hectáreas y que cada una de ellas recibirá 5 de compensación. Vamos a entregar más de 2 mil hectáreas y además se les van a dar unas casas mejores de las que tenían. Ya tenemos 800 personas que se han acogido a esta medida.

A quienes trabajan en la zona de influencia les entregaremos durante seis meses una capacitación y un auxilio salarial de $500 mil. Finalizada la capacitación les brindaremos un capital semilla de entre $25 y $40 millones. Por lo menos 580 personas ya han recibido la capacitación que dictamos con el Sena. Hay que tener paciencia pero, eso sí, el programa social se está ejecutando.

¿Qué ha pasado con las protestas?

Hubo vías de hecho de parte de un grupo conocido como Asoquimbo. Es un grupo que está contra la energía hidráulica, consideran que este tipo de proyectos no se deben hacer. Sería importante que digan, si no es con la hidráulica, ¿cuál es la mejor forma de satisfacer la demanda energética del país?, que sean propositivos. Una cosa es decir no a El Quimbo, pero entonces ¿qué hacemos? Nosotros respetamos que haya personas que estén contra este proyecto, lo que condenamos son las vías de hecho. Sin embargo, en estos momentos no ha habido protestas que impidan el avance de la obra.

¿El río ya se desvió?

Sí, valga decir que desviar no significa cambiarle el curso, sino simplemente secar un tramo del río para poder construir una represa de 150 metros de altura. Todos los proyectos hidráulicos se construyen de la misma forma.

¿Qué pasó con el puente conocido como El Paso del Colegio?

La empresa ha manifestado que no tiene ninguna responsabilidad con lo que le sucedió a El Paso. Lo que ocurrió es que el puente sufrió un socavamiento con la ola invernal pasada. El agua superó el estribo y éste se hundió. Sin embargo, la empresa desde la próxima semana dispondrá de un ferry para movilizar a la gente de la región.

¿El Quimbo estará listo para diciembre de 2014?

Dependerá mucho de cómo se vaya comportando el río Magdalena. Si bien hemos tenido obstáculos, es un tiempo manejable. Este año y el próximo se realizarán las obras de la represa y la casa de máquinas y a partir de abril de 2014 se pueda iniciar el llenado del embalse. Y por el lado de los reasentamientos ya están pactados y la mayoría —excepto uno con la comunidad de Veracruz— se realizarán entre abril y diciembre de 2013.

334286

2012-03-24T22:40:00-05:00

article

2013-11-07T11:08:15-05:00

none

Nacional

"El Quimbo es necesario"

24

4919

4943