"Conectividad para reducir la pobreza"

El secretario de Conectividad de Cundinamarca, Ricardo Parra, habla de los proyectos educativos y de infraestructura de la Gobernación en materia de internet y telefonía móvil, que tienen como fin ofrecerles un mejor futuro a los habitantes del departamento.

Debido a la gran importancia que tiene hoy en día la inmediatez de las comunicaciones y la conexión a internet para que los ciudadanos amplíen su visión de mundo, estén mejor informados acerca de la gestión del Estado y los estudiantes tengan mayores alternativas de conocimiento y desarrollen habilidades, la Gobernación de Cundinamarca, junto con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el Ministerio de Educación y las alcaldías del departamento, han desarrollado el programa Cundinamarca Región Digital de capacitación a la población y ampliación de la infraestructura de telecomunicaciones para, de esta manera, llegar a los municipios más alejados del departamento.

Y es que en realidad las comunicaciones no sólo procuran mantener enterada a la gente sobre los hechos que ocurren en el mundo, sino que también se ha demostrado mediante estudios que por cada punto porcentual que crezca la conectividad habrá reducción de la pobreza, es decir, si se logra que el 10% de la población esté conectada a internet, se mejorará en 1% la calidad de vida. Así lo reconoció en entrevista con El Espectador Ricardo Parra, secretario de Conectividad de Cundinamarca, quien reveló los detalles de algunos de los más destacados proyectos que pronto entrarán en operación.

¿Cuáles son las principales necesidades del departamento en telecomunicaciones?

Existen tres problemáticas principales: la infraestructura para la conexión de internet, el tema de software y contenidos para brindarles soluciones a las poblaciones y, para finalizar, el soporte y acompañamiento. Para cumplir estos requerimientos hemos desarrollado un proyecto de manera global que denominamos Cundinamarca Región Digital, con el que llegamos a suplir las necesidades del sector educativo, la comunidad interesada en capacitarse en comunicaciones, el gobierno (alcaldías, juzgados y puestos de Policía), el sector salud (hospitales) y de los ciudadanos en general. De esta manera podemos contribuir a disminuir la pobreza y darle a la población una mejor calidad de vida.

¿Con este proyecto lograron conectar la totalidad de los municipios?

En el departamento no había mayores opciones para que los ciudadanos de pueblos lejanos como Yacopí o Medina tuvieran conexión a internet. Dentro del  proyecto, incluimos un programa que le permitiera a un operador llevar la señal de internet a estos puntos alejados. Uno de los grandes logros que obtuvimos fue usar la misma infraestructura de la tecnología celular para acceder a internet. Las personas hoy compran su módem y pueden navegar en la web en cualquier municipio; fundamentalmente, en los cascos urbanos hay conexión 3G con velocidades buenas. Con este mismo sistema también conseguimos conectar 228 sedes educativas por medio de las SIM Cards.

¿Van incluir infraestructura nueva para la conexión a internet?

Sí, aquí el tema de articulación es fundamental. Con ayuda del Ministerio de TIC y el Ministerio de Educación, la Gobernación ha desarrollado planes para llevar a cabo un despliegue de infraestructura. Se firmaron contratos con UNE (EPM comunicaciones) para que a través de 60 torres, que se ubicaron en los cerros del departamento, se transporte la señal desde Bogotá hasta los pueblos. Logramos llevar red inalámbrica a 681 puntos de 104 municipios, principalmente a las sedes educativas.

¿Qué pasará con los pueblos más pequeños y veredas?

Con este mismo proyecto queremos conectar más poblaciones. Para finales de octubre va a haber 700 puntos conectados, entre los que se incluyen más sedes educativas, hospitales, juzgados, puestos de Policía y alcaldías. La tecnología usada para este programa les permitirá tener banda ancha con las mismas prestaciones que se tienen en Bogotá. También se les ofrecerá el servicio a los demás ciudadanos. Ya están instaladas las torres, sólo falta definir algunos factores técnicos menores.

¿Cuántos computadores hay por escuela?

Actualmente hay 20 niños por computador, que fue la meta que tenía el Ministerio de Educación para este cuatrienio.

En la zona rural no es muy común esta tecnología ¿qué hacer con quienes no saben usarla?

Para solucionar esta problemática tenemos un proyecto en asocio con ETB, el cual está basado en un modelo que tiene la compañía de masificación de las TIC. Consiste en unos portales interactivos con computadores y otros servicios ubicados en los municipios a donde la gente puede ir a tomar cursos de capacitación gratuitos. Es como una boutique de tecnología en la que hay acceso pago (con un valor simbólico) a la web. Ya hay instalados 40 de esos puntos en los municipios de El Colegio, San Antonio de Tequendama, La Mesa, Guaduas, Nocaima, La Vega, Pacho, Zipaquirá, Fómeque, Fusagasugá, Arbeláez, entre otros. Estamos operando desde el año pasado y el plan ha sido completamente exitoso, llegamos a la población de estratos 1, 2 y 3, especialmente a estudiantes, amas de casa, pensionados y pequeños empresarios que quieren darle un toque tecnológico a su empresa. Estos puntos funcionan desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche.

¿Quién dicta los cursos de aprendizaje?

Nos aliamos con el Sena para que dé clases de capacitación titulada o complementaria. Se desarrollan programas para microempresarios en los que aprenden cómo desarrollar una página web para su compañía, la contabilidad, cómo redactar una propuesta comercial y tener presencia en internet. Otros cursos que se realizan son los de alfabetización digital, que es el más básico porque sirve para aprender algo tan esencial como coger el mouse. Existe uno de diseño multimedia para hacer películas con fotos y videos, y también están los tradicionales de manejo de Power Point, Word y Excel. Este proyecto lo hemos complementado con otro programa para sordos y ciegos, instalamos equipos para que ellos puedan aprender a utilizar esta tecnología. Se ha capacitado a cerca de 10.000 personas en programas de 40 a 80 horas en los que se adquieren un conocimiento y una destreza.

¿Se han dado facilidades para aquellos interesados en adquirir un computador?

Sí, hay un proyecto de equipos para los maestros que realizamos de la mano con Colsubsidio. El Gobernador autorizó un estímulo para que los docentes pudieran comprar uno, la Gobernación pone $150 mil y el docente tomaba un crédito con Colsubsidio para poder adquirirlo a un precio accesible; se han entregado 100 computadores con este modelo. Adicionalmente, este programa lo acompañamos con uno de capacitación especial para profesores, ya que ellos son un agente de cambio en la comunidad; queremos borrar esa imagen de que es el docente anticuado que no está a la vanguardia. Hemos capacitado a 7.000 profesores en informática y en el uso de herramientas tecnológicas en el aula para que puedan dictar todas las materias con ayuda del computador. Los programas se desarrollan de la mano con el Ministerio de Educación.

En el contexto institucional, ¿cómo se beneficia la gente?

Para los ciudadanos estamos haciendo el esfuerzo para que nuestra página web tenga servicios en línea, como transacciones y pagos. Ya se pueden cancelar los impuestos de registro y notarial en una oficina, y próximamente habilitaremos el botón de pagos del impuesto de registro por internet. Ya están las pruebas técnicas, sólo hace falta el lanzamiento.

¿En telefonía todos los pueblos están conectados?

Sí, pero ahora la telefonía fija está siendo desplazada por los móviles, en muchos municipios cortan el fijo y se quedan con el celular. Dado que constantemente se hacían requerimientos de que la telefonía móvil no tiene cubrimiento en algunas veredas aisladas, para solucionarlo nos aliamos con el Ejército, que nos ayudó a patrullar todos los sectores y nos levantaron un mapa de los lugares donde no había buena señal, el cual lo compartimos con los operadores y les solicitamos que mejoraran la cobertura.

¿Cómo han apoyadoal sector salud?

Estamos dándole conectividad a los hospitales y también tenemos un proyecto de telemedicina para conectar los institutos de salud de la zona norte del departamento, que les permitirá a los médicos de los hospitales de tercer nivel aprovechar los especialistas de las entidades de primer nivel para que den una determinación más concreta de los exámenes de laboratorio e imágenes diagnósticas. Hemos explorado también la posibilidad de tener una historia clínica unificada de todos los institutos de salud del departamento, tratamos de conseguir los recursos.

¿Qué otros sectores se benefician de losproyectos de conectividad?

Hay un plan focalizado al turismo. La idea es entregarles a los municipios zonas WiFi gratuitas que permitan a los visitantes y habitantes conectarse en el centro o plaza principal y en otros sitios de interés. Ya hay un piloto en Tocaima.

Temas relacionados