Tutela para los desplazados

En sentencia del pasado 3 de julio, el Consejo de Estado precisó que la población desplazada puede acudir a la tutela no sólo para obtener ayuda humanitaria urgente, sino también socioeconómica.

En tal sentido, la ley no condiciona el otorgamiento de la ayuda a la disponibilidad presupuestal, sino que ordena garantizar el presupuesto para la atención integral de los desplazados, circunstancia ésta que no puede ser modificada por normatividad reglamentaria alguna (Decreto 2569 del 12 de diciembre de 2000).

Fundamentado en esas razones, el máximo organismo de lo contencioso administrativo le dio la razón a un grupo de desplazados, ordenando el cumplimiento inmediato de la entrega de la ayuda en sus tres niveles: humanitaria urgente, estabilización socioeconómica y reinstalación o retorno.

El primero de esos niveles consiste en la atención inmediata que debe darse a la población desplazada una vez se registre ante Acción Social y que consiste en alimentación, kit de cocina, vivienda, entre otros, hasta que se constate la estabilidad de la accionante y su núcleo familiar.

Temas relacionados