Víctimas de la imprudencia

Paradójicamente, el jueves el Gobierno sancionó una ley para aumentar los límites de velocidad a 120 kilómetros por hora.

La presunta imprudencia del conductor de un tractocamión de placas SVJ082, que adelantó a un vehículo en una zona prohibida, desencadenó una tragedia que costó la vida a 12 personas y dejó heridas a siete más. El siniestro se registró a las 6:30 de la mañana del miércoles  en la vía Barrancabermeja-Bucaramanga, en Santander.

La maniobra provocó que el tractocamión colisionara con un microbús de servicio público, identificado con placa XWB926.

El general Luis Alberto Moore, director de la Policía Nacional de Carreteras, precisó que en el microbús viajaban 20 docentes y un estudiante que se dirigían al Colegio Agropecuario en el corregimiento La Fortuna para iniciar su día de clases.

Entre los pasajeros muertos se encuentran seis hombres y seis mujeres. Dos de las víctimas  alcanzaron a llegar con vida a la Clínica Magdalena, en Barrancabermeja, pero pese a los intentos de los médicos perecieron a las diez y media de la mañana por los traumatismos que sufrieron. Los siete heridos fueron remitidos a la Clínica San Juan de Dios y la Policlínica Barrancabermeja.

La vía fue cerrada por las autoridades desde el momento en que ocurrió la colisión hasta las once de la mañana. Entre tanto,  familiares de las víctimas fueron al lugar para hacer el reconocimiento de los cuerpos.

Al mediodía, tres de los heridos fueron remitidos a hospitales de Bucaramanga, entre ellos el conductor del tractocamión, John Freddy Reyes, según información del capitán Eduardo Samorro, de la Policía de Carreteras de Santander.

Este no ha sido el único accidente ocurrido en los últimos días. La semana pasada, 10 personas resultaron heridas y 23 muertas cuando un bus rodó a un abismo de más de 300 metros de profundidad en una carretera del departamento del Putumayo.

A pesar de que los accidentes por exceso de velocidad aumentan en el país, el miércoles fue sancionado por el Presidente de la República un proyecto de ley previamente aprobado por el Congreso, en el que se permite incrementar el nivel de velocidad en carretera a 120 kilómetros por hora y en vías de las ciudades a 80 kilómetros

Temas relacionados