Boyacá: territorio de fe

La religiosidad del pueblo boyacense hoy es una de sus grandes fortalezas turísticas.

Cada iglesia, monasterio y convento en Boyacá parten de una intensa creencia religiosa católica que cuenta siglos de historia, marcados por la fe, la belleza arquitectónica y la tradición. Los 123 municipios se preparan en esta época de Semana Santa con el fin de recibir a miles de turistas ansiosos por conocer los centros de culto que datan del siglo XVI y forman parte de la verdadera idiosincrasia local. La ruta del esplendor y la solemnidad, los verdes caminos de la espiritualidad e Iraca, territorio de fe, son los nombres de los recorridos habilitados en el departamento para guiar a los visitantes hacia los santos lugares más reconocidos del territorio boyacense.

Ruta por los verdes caminos de la espiritualidad

Empieza en Tunja, capital del departamento. En esta ciudad, declarada bien de interés cultural de carácter nacional, se celebra la Semana Santa desde el siglo XVII, y hoy es una de las más tradicionales del país, gracias a la solemnidad con la que se realizan la procesión de los niños, la del Santo Sepulcro y el vía crucis. Los pasos, imágenes que recuerdan la vida de Jesús, cargados por penitentes vestidos con túnicas son protagonistas de estas celebraciones. Asimismo, en la ciudad se pueden visitar más de 10 templos de arquitectura religiosa del siglo XVI.

La ruta sigue hacia Sachica (a una hora de Tunja), conocido como “la Jerusalén de Colombia”, debido a que desde hace más de 50 años sus pobladores escenifican la vida, pasión y muerte de Jesucristo.

Además, aquí se puede visitar uno de los más grandes atractivos de la arquitectura religiosa, el Templo Doctrinero, que data del siglo XVI.

El recorrido continúa hacia Ráquira (a 45 minutos de Sachica), donde se encuentra el Convento de La Candelaria, fundado en 1597 por los Padres Agustinos, especial para jornadas de retiro espiritual. Hay alojamiento y alimentación para los turistas.

A 10 minutos de esta población se encuentra la ciudad mariana de Chiquinquirá, reconocida mundialmente por su veneración a la Virgen del Rosario, cuya imagen se encuentra en la majestuosa Basílica del Rosario, construida en 1796. En esta época de Semana Santa este templo es el centro de hermosos conciertos de música sacra.

A una hora de Tunja está Tibasosa, una población de tipo colonial, adornada con jardines de buganvilias e imponentes casonas que ofrecen a sus huéspedes tranquilidad y descanso. Durante la Semana Mayor es importante apreciar los acordes de las bandas marciales que acompañan las tradicionales ceremonias religiosas.

Siguiendo la ruta, a 23 kilómetros se encuentra el municipio de Iza (Monumento Nacional), que en los días santos se vuelve especial para admirar los tesoros sagrados que conservan el Templo y Santuario del Divino Salvador, que data del año 1748. En esta población también se ofrecen conciertos y representaciones escénicas de la Semana Mayor.

El camino continúa en el municipio de Pesca, cuyo gran valor es su patrimonio arquitectónico. En él sobresale el templo de Nuestra Señora del Rosario, donde reposan documentos y registros desde el año 1600, testigos de una larga tradición de fe. Durante la Semana Santa, el grupo de teatro representará seis obras y dos pasajes bíblicos, habrá procesiones infantiles y se hará el vía crucis desde el templo parroquial hasta el monte del calvario. Adicionalmente, se podrá disfrutar de una exposición fotográfica y de un concierto de resurrección.

Ruta Iraca, Paipa a Monguí

Al norte de Tunja la primera parada es en Paipa, que en los días de recogimiento se recreará con variedad de conciertos de música sacra, rituales y la decoración de altares. Luego, a 11 kilómetros, los turistas encontrarán a Duitama, donde además de los actos religiosos, los visitantes se regocijarán con las muestras musicales.

El recorrido continúa en Sogamoso, donde se pueden visitar atractivos como Morcá, en donde se venera la Virgen de la O, y la Iglesia de Santa Bárbara. Y desde ahí los turistas deben seguir la ruta hasta la población de Monguí (Monumento Histórico Nacional) para descubrir la imponencia de su templo y monasterio, construido entre los siglos XVII y XVIII.

Miraflores, Chinavita, Villa de Leyva y Jenesano son otros municipios que en esta semana de recogimiento ofrecen una importante muestra de tradición de uno de los departamentos más visitados en esta época del año.

Temas relacionados

 

últimas noticias