Claudia López anuncia 'pico y género' en Bogotá: días pares salen las mujeres e impares los hombres

hace 3 horas

Los 'pumas' y 'jaguares' de la economía mundial

Así cataloga el Banco Interamericano de Desarrollo a Colombia y Brasil, que junto a los ‘tigres’ asiáticos y el ‘elefante’ indio, se agrupan como el nuevo motor del crecimiento global.

La llegada de fuertes compañías brasileñas del negocio de las telecomunicaciones, de la infraestructura, de la investigación agraria y del sistema financiero a tierras colombianas está cada vez más cerca. Suenan, por ejemplo, el banco Itaú Unibanco, la fusión de las bolsas de los dos países (Bovespa y la Bolsa de Valores de Colombia), el fortalecimiento de Odebrecht con Corficolombiana y la instalación de una fábrica de piezas de aeronaves de la empresa Embraer, una de las más grandes de Latinoamérica.

Esos, sólo para comenzar, fueron algunos de los pronósticos que soltaron los más fuertes empresarios de Colombia y Brasil en el foro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bogotá, que fue el primer paso para aumentar el intercambio comercial y de inversión entre los dos países. Allí también se explicó, precisamente, que la inversión directa de Brasil en Colombia entre 2005 y 2010 fue de US$775 millones, mientras que la de Colombia en Brasil en el mismo período estuvo por los US$605 millones, comentó Luis Alberto Moreno, presidente del organismo.

Germán Efromovich, la cabeza del Grupo Sinergy (Avianca), dijo que “las mayores empresas brasileñas están invirtiendo en el país en todas las áreas: minería, transporte, hidrocarburos, construcción, etc. Colombia ofrece todo lo que puede esperar un empresario a nivel de estabilidad social, jurídica, transparencia, reglas claras e incentivos. Por eso un empresario que quiera expandirse no puede ignorar a Colombia, tiene que mirar este país como la más importante alternativa”.

El propietario de Avianca aprovechó para anunciar que este año el grupo que preside hará inversiones por US$200 millones en Colombia, focalizados en los sectores de palma, piña, café, transporte y hotelería. Y aclaró que los dos países “tenemos problemas de infraestructura y los dos debemos mejorar en eso, tener claro que se tiene que hacer rápido. Yo, como empresario, espero ver esa evolución a corto plazo”.

Por su parte, y en representación del empresariado colombiano, Luis Carlos Sarmiento Angulo, presidente del Grupo Aval, sugirió que la asociación de la Bolsa de Colombia con la de Brasil “sería sumamente conveniente, porque ayudaría a abrir la puerta del mercado de capitales más importante de la región. Ahora hay muchas emisiones de bonos internacionales que no se lanzan en Nueva York, se hacen en São Paulo. La última del banco de Brasil fue de US$22 millones. En ese orden de ideas la asociación de las dos bolsas sería sumamente recomendable. Además, eso les permitiría a los inversionistas y empresarios tener posibilidades en otros mercados para colocar sus papeles y aumentar sus fuentes de recursos”.

Sarmiento aclaró que en la Bolsa de Brasil (Bovespa) se están negociando unos US$4.000 millones. En Colombia estamos en los US$200 millones diarios. Y en cuanto a volúmenes, es mucho más elevado el de São Paulo, lo que sería muy recomendable. Y aclaró también que Brasil es líder en agroindustria y jugador de primer nivel y clase mundial en agro, ganadería, acero, minería y aviación.

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, refiriéndose a lo que vendrá después de este encuentro empresarial sin precedentes, observó que Colombia y Brasil tienen un potencial común para producir alimentos, energía y agua, y que por ello deben estrecharse los lazos comerciales para impulsar conjuntamente el desarrollo de esta riqueza. Y coincidió con las peticiones generalizadas que hablan de la necesidad de construir infraestructura, “en lo que Brasil podría aportar con sus recursos y su conocimiento”.

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva le compartió al escenario la fórmula de crecimiento económico de su país, de cómo sacó de la pobreza a los brasileños con el control de la inflación, los incentivos a la inversión y el incremento en los gastos de asistencia social. El presidente Juan Manuel Santos habló de las oportunidades que ofrece su gobierno para la inversión extranjera directa y el presidente del BID auguró que si Colombia y Brasil siguen creciendo a un ritmo promedio parecido al de los últimos siete años, según los cálculo del BID, la pobreza disminuiría de 32% a 10% de la población. Y agregó que ese tarea se puede cumplir porque “tenemos en la región 25% de la tierra arable del planeta, 10% de las reservas de petróleo y el 40% de las de cobre y plata”.

289519

2011-08-04T22:44:38-05:00

article

2013-11-07T11:06:33-05:00

none

Edwin Bohórquez Aya

Economía

Los 'pumas' y 'jaguares' de la economía mundial

48

4608

4656