El desembarco de Trump en Colombia

El hijo del magnate estadounidense asegura que el país ofrece todas las ventajas posibles para invertir, por lo que construirá varios lujosos proyectos.

Donald Trump Jr. desembarca de una camioneta de vidrios oscuros y entra al lobby de la más reciente edificación que lleva el apellido de su familia en Nueva York. Es el Trump Soho, un glamuroso hotel de 46 pisos y 391 habitaciones amueblado por la casa italiana Fendi y anclado en el corazón del bajo Manhattan. Lo siguen Jung Yun y el colombiano Camilo Benedetti, del fondo de inversión Yun Capital; y el desarrollador potencial Jeremy Blackburn, de Titan Atlas.

Está impecablemente peinado, pero no luce tan excéntrico como su padre, con quien trabaja desde 2001. Huye del calor del verano e invita a la biblioteca del hotel mientras comenta que su hotel de Chicago fue nombrado como el número uno en Canadá y los Estados Unidos por la revista Travel and Leisure. “Ya verá que sucederá lo mismo con éste”, afirma.

Ofrece algo de beber y asegura que le ha aprendido a su progenitor la habilidad por los negocios y que está listo para tomar las riendas de la organización. Debido a la profunda recesión en Estados Unidos, el momento es difícil, pero desafiante. Gran parte de las inversiones de la familia están orientadas a la industria inmobiliaria, una de las más golpeadas en los últimos meses en Estados Unidos y Europa. Para Trump Jr., el negocio merece tomar un segundo aire, está vez fuera de Nueva York, desde donde su padre ha levantado un emporio de alcance global que incluye desde hoteles y condominios, hasta campos de golf.

La salida es la misma que la del resto de las compañías enfocadas en la industria del lujo: los mercados emergentes, incluido Colombia, donde los Trump alistan su desembarco. “El descalabro de la economía mundial indiscutiblemente tomó a todos por sorpresa, truncando los planes y las estrategias de negocios del sector. No obstante, los mercados emergentes, al no haber sido tan afectados por la crisis, salieron fortalecidos y lugares como Rusia, India, Turquía y Latinoamérica se han convertido en la nueva frontera por conquistar”, señala Trump Jr., quien asegura que el factor demográfico, la zona horaria y la cercanía geográfica y cultural hacen de Latinoamérica el mejor destino de inversión por estos días. “Comparado con India, China o los países árabes, Latinoamérica, y en especial Colombia, posee todas las ventajas posibles. Es por esta razón que vamos para allá con el objetivo de quedarnos”, asegura el joven heredero.

Por ahora se baraja la construcción de un selecto club de golf en el norte de Bogotá, al igual que un complejo empresarial que podría llegar a convertirse en el edificio más alto del país. Igualmente, se está considerando la edificación de dos fastuosos resorts VIP con marina, restaurantes, boutiques y casino, uno de ellos ubicado en Santa Marta y el otro a las afueras de Barranquilla.

La hotelería de lujo es el área de negocio que más interesa a la Organización Trump en Colombia. “El potencial es infinito y está todo por hacer. Actualmente, la gente busca y aprecia el lujo, la exclusividad y el diseño, y eso, precisamente, es lo que mejor sabemos hacer”, señala el joven empresario, quien asegura que llegan a Colombia con la mente abierta y con interés en la construcción de centros comerciales, complejos residenciales y casinos. Afirma que en esta oportunidad, contrario al rumor de su llegada al país en 2006, la cosa va en serio. “Nos sentimos listos y estamos convencidos de que los problemas de seguridad, estabilidad política, infraestructura y aquellos relacionados con el sistema bancario quedaron en el pasado”.

De la mano de Yun Capital

Los Trump están revisando diversos proyectos en Colombia, varios de la mano del banco de inversión Yun Capital que, con más de diez años de experiencia en proyectos en Asia, Europa y Estados Unidos, será un aliado en el inicio y la expansión de las operaciones de la Organización en el país. Camilo Benedetti, director de mercados globales de Yun Capital y encargado de la incursión de la firma en el país, explica: “Estamos en el proceso de hacer equipo con inversionistas locales que sepan, entiendan y valoren el desarrollo y la construcción de la misma forma que en Trump y Yun Capital lo hacemos”.

Hace un año, Yun Capital hizo sus primeros acercamientos con Colombia para impulsar, además de los proyectos Trump, inversiones en transporte, infraestructura, energía y finca raíz comercial y residencial. Actualmente, está detrás de la financiación de la integración del sistema de trasporte masivo en Bogotá, el andamiaje de una zona franca y parque industrial en Siberia, Cundinamarca, al igual que de una de las concesiones viales más importantes en el Valle del Cauca. “Estamos muy emocionados de poder financiar carreteras, servicios públicos, viviendas de interés social y proyectos de energía solar que aporten al crecimiento de la economía colombiana y otorguen valor a la comunidad”, dice Yun, presidente de Yun Capital.

Además de trabajar en la búsqueda de proyectos para Trump, Yun Capital instalará en el país el Banco Helios, que se centrará en las áreas de hipotecas, préstamos comerciales y financiación de proyectos. Asimismo, tendrá a una división dedicada exclusivamente a servicios de microfinanzas, utilizando el modelo del Grameen Bank para ayudar a promover el espíritu empresarial de los propietarios de pequeños negocios. “Compartimos el modelo del profesor Muhammad Yunus en Bangladesh, es por eso que llevaremos a Colombia un perfecto andamiaje de servicios de microcrédito para que pequeños empresarios, comerciantes y miembros del sector informal puedan acceder sin las trabas propias de la banca comercial al sistema financiero” asegura Yun.

Yun Capital sabe que hay proyectos de calidad en Colombia y que pueden, en colaboración con la organización Trump, convertir al país en un ícono de la construcción hotelera y de entretenimiento en América Latina. “Las fichas están sobre la mesa y estamos listos para recibir propuestas”, dice Trump Jr. mientras se despide y aborda de nuevo su camioneta para dirigirse a la oficina de su padre y revisar con él los últimos detalles de la apertura de su próximo hotel: el Trump, en Hawaii, con el que espera seguir la tradición como uno de los desarrolladores de edificaciones de lujo más importantes del mundo.

Temas relacionados

 

últimas noticias