El desempleo sigue alarmando a analistas

Los expertos resaltan el caso de Bucaramanga, donde tres cuartas partes de la población económicamente activa se encuentra ocupada.

“Con tal de aumentar el número de ocupados, el anterior Gobierno hizo que su calidad disminuyera”. De esa forma Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado del Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia, explicó el grave deterioro del empleo en el país. 

Una realidad que confirmó este martes el DANE en su más reciente medición del mercado laboral, según la cual la tasa de desempleo en julio pasado volvió a mostrar el mismo índice de un año atrás: 12,6%, lo que significa que más de 2,7 millones de colombianos siguen buscando un trabajo.

Otro dato importante se registró en el subempleo, el cual pasó de 30,2% en julio de 2009 a 34,2% en julio pasado.

“Es un comportamiento que se veía venir. El mercado laboral actual le ha dado poca prioridad a la calidad del empleo”, comentó Farné.

Según lo detalló el DANE, la última década ha sido testigo de un constante sube y baja en el tema de la desocupación. Desde el máximo de 15,4%, registrado en julio de 2002, se logró que el índice disminuyera un 4,2% para julio de 2007, un avance que se explica en el comportamiento de la economía nacional, cuando se experimentaron tasas promedio de crecimiento cercanas al 5%.

Sin embargo, la crisis en los mercados financieros del mundo, cuyos síntomas comenzaron a advertirse en el primer semestre de 2008 y se acentuaron en 2009, hizo que el desempleo ascendiera nuevamente a la tasa actual.

Por ciudades, los índices de desocupación más preocupantes se presentaron en Pereira, Popayán y Armenia, con cifras superiores al 17%; al contrario, Riohacha, Santa Marta y Barranquilla, con tasas inferiores al 10,7%, presentaron los mejores resultados (ver gráfico).

“Si bien el caso de Barranquilla es bueno, hay que anotar que tiene la tasa de participación más baja del país. Eso quiere decir que la mitad de la población activa no está buscando trabajo y puede explicarse en que la cabeza del hogar tenga un empleo que satisfaga a toda la familia”, explicó la economista Cecilia López Montaño, quien resaltó como ejemplo a seguir el rendimiento de Bucaramanga: “Es una ciudad que tiene a las tres cuartas partes de su población activa como empleada”.

Sin embargo, señaló que el país sigue por un rumbo equivocado: “Continuamos con el modelo de crecimiento sin trabajo”.

Temas relacionados
últimas noticias