'Hay que regular las concesiones': Fabio Villegas, presidente de Avianca-Taca

Los ingresos de la alianza serán superiores a los US$3 billones, con un Ebitda de US$360 millones.

El buen momento de Avianca es evidente. La ampliación de su flota y cobertura, la alianza con Taca y sus resultados operacionales así lo demuestran. Para lograr este objetivo ha sido fundamental el buen olfato para los negocios de su dueño, Germán Efromovich, pero también el trabajo decidido de Fabio Villegas, su presidente.

El mismo día que se conoció que Avianca fue elegida como la mejor aerolínea de Centro y Sur América, por parte de los lectores de Global Traveler, El Espectador dialogó con Villegas.

¿Están satisfechos con el modelo de concesiones?

El país tiene que recurrir a las concesiones para modernizar la infraestructura aérea. Pero tiene que haber un entorno regulatorio  adecuado que evite que esas concesiones se conviertan en posición dominante y abusiva del mercado. Esa es una preocupación que tenemos y que en muchos espacios de estas concesiones se siente. Lo otro es que a diferencia de lo que ocurre en otros sectores, en el modelo de la concesión de los aeropuertos se ha partido de un principio equivocado y es que éstas son fuentes de ingresos fiscales para el Estado, cuando lo que hay que pensar es cómo hacer para desarrollar una estructura aeronáutica que esté de acuerdo con el crecimiento del sector. El sector aéreo no se puede convertir en una fuente de recursos para suplir las necesidades fiscales.

¿Cree que las aerolíneas deben participar en inversiones en infraestructura?

Claro que sí. Avianca ya lo hizo con la modernización del Puente Aéreo, pero podría hacerlo con otras terminales. Lo propusimos, pero el Gobierno decidió entregar en concesión sin permitir la participación de las aerolíneas.

¿Cómo termina el año Avianca?

Creo que ha sido uno de los años más importantes en la recuperación de Avianca. Pudimos consolidar la integración con Taca y terminaremos 2010 movilizando 15 millones de pasajeros, con ingresos superiores a los US$3 billones y con un Ebitda de US$360 millones, lo que nos va a permitir mantener el dinamismo y el crecimiento y ejecutar los proyectos para 2011.

¿Cuál es la estrategia de Avianca  en la región?

Queríamos ser una empresa líder en Latinoamérica y lo logramos. No somos los más grandes, pero hacemos presencia en las Américas, Estados Unidos y Europa. La idea es tener una mayor cobertura en número de frecuencias y rutas. Vamos a mantener el liderazgo en mercados que para nosotros son críticos, como es el doméstico en Colombia y en Centroamérica. El crecimiento operacional ha sido del 15 %.

¿Retomarán rutas a Europa?

Sí. En la medida en que evolucione la renovación de la flota de aeronaves de cabina ancha y de la conectividad, iniciaremos operaciones a Frankfurt, Londres y París. En el Caribe tendremos vuelo a La Habana y Punta Cana y otros destinos como Río de Janeiro.

¿Cuántos aviones llegan el próximo año?

Esperamos la llegada de 23 aeronaves para Avianca, ocho para Taca y seis para Aerogal. En Avianca esto permitirá la salida de los tres McDonnell Douglas,  los tres 767 y los 15 Fokker-100. Estos últimos serán reemplazados por Airbus 318. En el primer semestre llegan dos A330 y al final del año uno más. En el transcurso del año llegarán los A318.

¿Qué va a pasar con los 787 de Boeing?

Hemos debido recibir esos 12 aviones en septiembre de 2010, íbamos a ser la primera aerolínea en recibir el 787. Hoy lo que tenemos es una demora cercana a los tres años y eso nos ha perjudicado muchísimo, no sólo en la eficiencia operacional, sino en nuestro plan de expansión y crecimiento, que deberá verse resarcido por el fabricante. En eso estamos, pero el pedido sigue en firme.

¿Están de compras?, ¿Satena podría ser interesante?

No estamos de shopping. Uno no puede comprar simplemente por crecer, pues lo que ve es que las empresas que más pierden son las grandes, o al contrario, pequeñas con resultados financieros admirables. Lo importante es una buena estrategia y eso fue lo que hicimos con la integración con Taca. Lo de Satena hay que mirarlo, tenemos una alianza y un código compartido.

Si ustedes no están de compras, ¿podrían estar en venta?, ¿hay ofrecimientos de LAN?

No. No existe ninguna propuesta, ni iniciativa. El negocio no está en venta, por el contrario lo que estamos haciendo es creciendo, consolidándolo. Creemos que tenemos muchísimo que hacer en el mercado regional.

¿El ingreso a Star Alliance en qué se traduce?

Es el resultado de todo un proceso de mejoramiento, de renovación, en nuestras condiciones operacionales y servicio, que nos ha permitido ingresar a la alianza de aerolíneas más grande del mundo. Lo que se traduce en una mayor cobertura de 29 aerolíneas con 170 países.

¿Cuándo llegará a la bolsa?

Uno de los avances fue volver al mercado de capitales con la colocación de bonos, de resto no hay nada en proceso, aunque siempre estamos mirando alternativas, nuestro objetivo no era ir a la bolsa.

¿Les afecta la revaluación?

La estructura de ingresos y de costos  de Avianca-Taca es muy balanceada, lo cual permite que el impacto no sea tan sustancial. La revaluación nos facilita el tráfico internacional. Lo que sí tiene un impacto grande, meramente contable, es en el balance, ya que tenemos una deuda y un pasivo pensional denominada en pesos y la revaluación hace que al convertirlos en dólares aumenten.

¿A cuánto asciende la deuda de Avianca?

La deuda total, incluyendo los pasivos pensionales, el tema de flota, debe estar del orden de US$1,5 billones.

Temas relacionados

 

últimas noticias