África y Petróleo inauguraron cumbre del G-8

La reunión de los ocho países más industrializados del mundo (EE.UU., Francia, Alemania, Japón, Canadá, Gran Bretaña, Italia y Rusia), que se celebra en Hokkaido, Japón, tuvo como protagonistas de la primera sesión el pedido a los países exportadores de petróleo para que aumenten su producción, y así lograr una baja en el precio internacional del crudo, que actualmente es el doble del que se registraba durante la cumbre del G-8, que se celebró el año pasado en Alemania.

Los pedidos de África fueron el otro tema que centró la atención de los jefes de Estado más poderosos del planeta. El G-8 se reunió con representantes de siete países del continente negro, quienes insistieron en la necesidad de que los países ricos cumplan sus compromisos pasados, en cuanto a la ayuda para el desarrollo y programas de salud.

La primera respuesta a la solicitud de África vino del Viejo Continente. La Comisión Europea (CE) anunció que hoy propondrá en Estrasburgo (Francia) la creación de un fondo de 1.000 millones de euros (US$1.600 millones) para ayudar a los agricultores de los países en desarrollo, debido a la actual crisis mundial de alimentos.