La aftosa de Cúcuta llegó de Venezuela

Panaftosa confirmó que el virus que ocasionó la enfermedad proviene de estados limítrofes.

Aunque desde el comienzo el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) indicaron que el brote de aftosa que se descubrió hace poco más de un mes en Cúcuta procedía de Venezuela, sólo hasta el pasado viernes se confirmó científicamente este hecho. 

Según el Centro Panamericano para la Fiebre Aftosa (Panaftosa), de la Organización Mundial de la Salud, las cepas del virus que ocasionó el brote de fiebre aftosa en el sector de El Buchugo, en Cúcuta, “corresponden al tipo O con un porcentaje entre 93% y 99% homólogo a los virus identificados en cepas detectadas en los estados venezolanos de Trujillo y Zulia entre 2005 y 2007”.

La aparición de la fiebre aftosa en Norte de Santander se confirmó el 30 de mayo pasado, cuando 29 machos dieron positivo en las pruebas realizadas. De inmediato, los organismos nacionales aseguraron que este hecho se dio como consecuencia de la entrada al país de animales de contrabando procedentes de Venezuela.

En ese momento, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, manifestó que constituía un acto criminal traer animales de contrabando de Venezuela, porque atenta contra los esfuerzos que se han hecho. “Por eso solicitamos que se denuncie la presencia de ganado venezolano”.

En esa declaración también indicó que mientras en el lado colombiano de la zona de frontera no se presentaban brotes de aftosa desde hacía cuatro años, en el vecino país se habían detectado unos 43 casos en el último año.

“De esta manera se confirmaría la hipótesis según la cual el contrabando de ganado procedente del vecino país es la fuente de reinfección en la frontera. Ante esta situación, los ganaderos y comerciantes de ganado tienen un alto grado de responsabilidad, por lo que les solicitamos un mayor compromiso con su departamento y con el país”, afirmó Andrés Valencia Pinzón, gerente general del ICA.

La aparición del virus en esta región ha provocado el sacrificio de 283 animales, pero aún faltan 440 adicionales que tuvieron contacto con los animales enfermos.

Cifras de los ganaderos y del sector oficial en Colombia indican que mientras los empresarios han invertido 300 millones de dólares en atacar la enfermedad, el Estado ha destinado unos US$87 millones con el mismo objetivo.

Estos recursos han permitido que el 75% del hato nacional (17 millones de cabezas de ganado), cuente con el reconocimiento internacional como libres de fiebre aftosa con vacunación.

La confirmación de la procedencia hecha por Panaftosa originó la realización de un encuentro entre autoridades de Colombia y Venezuela para analizar el tema.

Según el ICA, la reunión binacional entre representantes de este organismo y el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) de Venezuela, se realizará en Cúcuta el miércoles y el jueves de la presente semana.

Hasta el momento no han aparecido más casos de la enfermedad ni en Norte de Santander ni en el resto del país.

En Cifras

387

millones de dólares ha invertido Colombia en programas de prevención de la fiebre aftosa. Las partidas son oficiales y privadas.

17

millones de cabezas de ganado en Colombia han sido vacunadas contra la fiebre aftosa, lo que ha sido garantizado por organismos internacionales.