Alimentos siguen subiendo

La papa y las hortalizas han registrado los mayores aumentos de precios durante los primeros cinco meses del año. A finales de junio comenzarían a salir las grandes cosechas, como la de arroz, y los costos bajarían.

Hacer mercado para los colombianos se hizo más costoso durante el pasado mes de mayo. Los alimentos volvieron a ser los que más pesaron en el índice de precios al consumidor. Registraron un incremento de 2,25%, siendo los tubérculos, las hortalizas, las legumbres y los cereales los que registraron los mayores aumentos.

De acuerdo con el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, el alza en los precios tuvo relación con que durante el mes de mayo no salen cosechas, el invierno afectó la producción, en especial de papa y hortalizas, y que los valores internacionales de los alimentos siguen altos.

El Ministerio del ramo proyectaba que los precios de los alimentos a los mayoristas tuvieran el mes pasado aumentos entre el 1 y el 1,3%. Para Arias “hay que trabajar en el tema de la intermediación, porque un punto del aumento de precios se lo están llevando los intermediarios”.

En el canasto del mercado la papa, uno de los alimentos infaltables en el día a día de los colombianos, fue la que mayores alzas registró. En mayo pasado el precio mostró un incremento del 25,89%.

Para Augusto del Valle, gerente de la Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa), los altos valores del tubérculo son el resultado de que en este momento la oferta es reducida.

Para el titular de la cartera de Agricultura, durante el segundo semestre del año la oferta de papa debe mejorar y los cultivadores proyectan que el costo del bulto podría bajar a $40 mil, cuando el mes pasado registró precios superiores a $60 mil.

En situaciones de precios altos de algunos productos, lo aconsejable es buscar alternativas. Entre los alimentos que mostraron menores incrementos de precios estuvieron la leche, las frutas, los huevos y algunas carnes, cuyo consumo se puede aumentar en la dieta diaria, sumando una dosis de creatividad en las recetes de las amas de casa.

Lo positivo es que este mes comenzarán a salir las grandes cosechas, como la de arroz, cultivo en el cual también se han registrado aumentos en el área sembrada, en zonas como Guaviare y Arauca. Incluso, el Gobierno tiene proyectado destinar $25 mil millones para aumentar los inventarios de arroz durante el segundo semestre, con el objetivo de que el primer semestre del año entrante no se especule con el producto, cuando tradicionalmente la oferta disminuye.

El tema de la reducción en los precios pasa también por el invierno, luego de que se revelara que las lluvias han afectado 47 mil hectáreas en todo el país. Como las grandes cosechas empiezan a salir a finales de junio, es posible que el dato de incrementos de precios de los alimentos de este mes sea alto y registre los estragos del invierno. Las de hortalizas en Cundinamarca se han visto seriamente afectadas.

Pero la preocupación sobre los altos precios internacionales continuará. De acuerdo con el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en 2008 aumentará la producción de cereales y granos en Estados Unidos y Europa. Pero el bajo nivel de inventarios y el aumento en el consumo hacen poco probable que los precios bajen.

 

 

últimas noticias

Comenzó el Smart City Business en Medellín