En busca de crudo pesado

Con una inversión de US$500 millones, comienzan a estudiar zonas potenciales.

Las noticias para la industria petrolera colombiana no podían ser mejores. Y la prueba reina fueron los ocho bloques subastados ayer por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para la exploración de crudos pesados en los Llanos Orientales.

Doce millones de hectáreas por las que 16 empresas firmaron Contratos de Evaluación Técnica  por un monto de US$500 millones. Dinero con el que se ganaron los derechos exclusivos en cada zona y que, de acuerdo con José Armando Zamora, director de la ANH, “hacen parte de zonas nunca estudiadas que tienen un potencial enorme y que le dan a Colombia una importancia regional impresionante”.

 Aunque hasta ahora será la primera fase del proceso, Zamora aclaró que de ser positivos los hallazgos de petróleo, “la inversión en exploración estará por lo menos entre los US$100 y US$400 millones. Por eso hay que decir que nos ponemos en primera categoría, en las grandes ligas”.

Entre las expectativas que se tienen, se espera que de cada 10 zonas estudiadas, ocho se vuelvan terrenos de exploración y que, para el 2020, se adicionen 4.000 millones de barriles, la mitad de ellos en pozos nuevos y que permitan la autosuficiencia hasta 2025.

Entre las compañías que ganaron los contratos están ExxonMobil, Shell, BHP Billiton, Rubiales, Korea National Oil Corporation, Talisman y  Ecopetrol. Esta última informó que presentó, en asociación con otras compañías, las mayores ofertas por tres de los ocho bloques. “Los tres bloques suman una extensión de más de 4,1 millones de hectáreas”.

 Ecopetrol y Shell presentaron  la mayor oferta para los bloques CPE 2 y CPE 4. En el primero, con una extensión aproximada de 760 mil hectáreas, el operador sería Shell; en el segundo, que abarca 964 mil hectáreas, el operador sería Ecopetrol. En ambos bloques las compañías tienen la misma participación (50%).

Actualmente, según los estudios de la ANH, se tienen 151 bloques, de los que se espera poner un poco menos de la mitad en procesos de evaluación técnica. El viernes, ya se habían presentado 32 prepliegos para 42 de estos  pozos.

El proceso había comenzado en octubre del año pasado y se adelantó a través de una convocatoria en la que se invitó a participar a las más importantes empresas de todo el mundo, además de contar con expertos de Venezuela y Rusia, que fueron determinantes no sólo en la ubicación de la zonas, sino en los estudios.