Confianza, luego de rescates

Mayor inversión y valorización de activos, por liberaciones. Aunque podría ser temporal.

El comportamiento de la economía involucra un alto componente de expectativas. Por ello, el rescate de los 15 secuestrados que realizó el miércoles el Ejército, entre ellos Íngrid Betancourt, tiene implicaciones económicas en el país y en su percepción internacional.

Entre analistas, académicos, gremios y empresarios parece haber consenso acerca de que el exitoso operativo fortalece la confianza de los inversionistas, que incluso se ha reflejado en la revaluación que se apreció ayer en el mercado cambiario y en la subida de la bolsa.

Óscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda, consideró que la estrategia de fortalecer la seguridad democrática se traduce en flujos de inversión, que han sido pilar fundamental del crecimiento económico de los últimos años.

Agregó que “el rescate de los secuestrados se debe traducir en que se puedan abrir más puertas para que llegue la inversión y para que se firmen más tratados de libre comercio, lo cual generará empleo y bienestar para la sociedad”.

Insistió en que hoy se mira a Colombia como un país donde las instituciones democráticas funcionan, donde se respetan los derechos humanos, factores que son tenidos en cuenta para la llegada de capitales.

El Gobierno confía también en que el hecho impulse el TLC con Estados Unidos, con el acontecimiento  de devolver libres a tres norteamericanos, lo cual ratifica los esfuerzos de Colombia contra el terrorismo y a favor de la libertad y del respeto los derechos humanos.

Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, ANDI, se pronunció en el mismo sentido cuando manifestó que la confianza que genera el hecho de la liberación se debe traducir en crecimiento.

Con el hecho del rescate en el país se va a presentar un fenómeno de valorización de los activos, tierra, acciones, empresas, como lo reconoció el director de Fedesarrollo, Mauricio Cárdenas, quien agregó que “con hechos como el del miércoles, el impacto internacional será enorme porque el mundo comienza a percibir a Colombia como un país que puede resolver sus problemas de seguridad de años”.


El ambiente positivo llegó incluso a ver con otros ojos el que hasta hace unas horas era percibido como el coco de la economía, la revaluación. En concepto de Guillermo Botero, presidente de Fenalco, “que la moneda colombiana se fortalezca es el resultado lógico de un país con mayor confianza al cual seguramente llegarán mayores flujos de inversión”.

David Bojanini, Presidente de Suramericana de Inversiones, el efecto de estas situaciones es temporal. "Lo que pasa en la economía (las altas tasas de interés y la revaluación)  no cambia con lo que sucedió. La economía tiene un componente psicológico y tiene un efecto positivo en la confianza de los inversionistas, pero es transitorio”.

El ejecutivo agregó que el impacto puede ser en el futuro. “El TLC con EE.UU.podría pasar, pero es un tema político y no creo que vaya a cambiar, pero creo al final lo van a aprobar”.

Por su parte, los pequeños y medianos industriales manifestaron, a través del presidente de Acopi, Norman Correa, que el rescate de los 15 secuestrados “ayuda a neutralizar” la difícil situación en Colombia y le “envía un mensaje positivo a la comunidad internacional de que la Seguridad Democrática está dando resultados”.

Sobre la inversión extranjera, Correa cree que “esto es un punto a favor y ayuda a que quienes tienen dudas de invertir en Colombia lo hagan de una vez por todas. Esperamos que esto le dé un impulso a la economía, para ver si en este segundo semestre logramos llegar a un crecimiento de 5 ó 5,5 por ciento”.

En el tema de las relaciones con los países vecinos, el presidente de Acopi considera que lo que ocurrió el miércoles ayuda. Venezuela envió la semana pasada un mensaje conciliador y aunque con Ecuador no ha sido tan conciliador esto abre nuevas opciones.

Para los académicos, como el decano de economía de la Universidad de Los Andes, Alejandro Gaviria, la libertad de los secuestrados tendrá un efecto temporal porque “los inversionistas reaccionan de manera positiva, pero la consecuencia  es transitoria” y no garantiza que las cosas vayan a cambiar.


Eduardo Sarmiento, decano de economía la Escuela Colombiana de Ingenieros, coincidió con Gaviria en que el efecto será pasajero y manifestó que “probablemente inducirá más entrada de capitales al país, de manera transitoria, que hará más difícil el control de la revaluación del peso”.

Por su parte Mauricio Rodríguez, rector del CESA, aseveró que “la violencia es el principal obstáculo del crecimiento económico y del progreso social, y esta debilidad de las Farc hará que no se sigan perdiendo dos puntos del PIB anual. Colombia será el siguiente Chile de América Latina”.

Quien mostró una opinión menos optimista fue César Ferrari,  director de la Maestría de Economía de la Universidad Javeriana y quien fuera el estratega económico de la campaña presidencial de Íngrid Betancourt. Ferrari indicó que “no pasará nada, porque las causas reales de la inversión en Colombia no han sufrido ninguna variación. La inversión extranjera está motivada es por la rentabilidad”.

Para la mayoría, las implicaciones de las liberaciones sobre la economía son positivas, aunque algunos tienen la inquietud de qué tan sostenible sea la actual coyuntura.

Los mercados reaccionan

El comportamiento de la divisa norteamericana ayer mostró un comportamiento a la baja, como era de esperarse por la noticia de la liberación, y el dólar cayó $40 frente a la cifra de cierre de el miércoles, en un mercado en el que se negociaron US$1.120 millones, donde el promedio en las negociaciones se ubicó en $1.746,90. Por su parte la Bolsa de Valores de Colombia subió 1,9%, el mayor incremento en varios días, impulsada por el efecto de las liberaciones y por los resultados de Ecopetrol, $4,04 billones, que llevó la acción a valorizarse 4,47%.

En cifras

5% espera que crezca la economía colombiana Norman Correa, presidente de Acopi, impulsada por la confianza.

1,9% creció el índice de la Bolsa ayer. Éste comportamiento se asocia con la mejoría en la confianza, luego de la liberación de los secuestrados y de las utilidades de Ecopetrol.