“Decisiones del Banrepública deben respetarse”

Tras cuestionar la decisión de la junta directiva del Banco de la República, que según dijo no escucha al pueblo, el Primer Mandatario buscará nuevamente un pacto de congelación de precios con los gremios para frenar la inflación.

Un nuevo ‘choque de trenes’ podría producirse entre dos grandes poderes del Estado colombiano. Esta vez los implicados serían el Ejecutivo y la junta directiva del Banco de la República, pues el presidente Álvaro Uribe criticó el pasado sábado, mientras se llevaba a cabo un Consejo Comunal en el municipio de Juan de Acosta (Atlántico), la decisión del Emisor de incrementar en 25 puntos base su tasa de interés de referencia, asegurando que tal decisión  no ayudaría a contener los precios.

El pronunciamiento del Mandatario provocó inmediatamente reacciones en diferentes sectores de la opinión. El ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo, por ejemplo, considera que las decisiones del Banco deben respetarse así no se compartan y que “el tono arrogante y calenturiento con el que el Presidente se ha dirigido a tales decisiones es un irrespeto que él le confiere a uno de los poderes a los cuales la Constitución le otorga independencia. Es el mismo tono que utilizó hace algún tiempo con la Corte Suprema de Justicia”.

Asimismo Restrepo asegura que la tesis propuesta por Uribe  es disparatada, pues implicaría que los bancos centrales cayeran en un inmovilismo: “Los bancos tienen que tomar decisiones dolorosas que no son comprendidas muchas veces por el pueblo”, aseguro el ex ministro.

La congresista liberal Cecilia López, por su parte, cree que el hecho de que el Presidente considere plausible la idea de consultarle al pueblo acerca de si es bueno o no un incremento en las tasas de interés es desconocer lo que significa la macroeconomía y un irrespeto total hacía los economistas y que “lo único que este país no puede resistir es la demagogia económica que está haciendo el Presidente”.

En la Casa de Nariño no descartan una reunión esta semana entre el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y la junta del Banco de la República.

De igual forma, el Primer Mandatario se mostró preocupado por la posibilidad de que la decisión del Banco de la República


traiga como consecuencia el incremento del desempleo en el país. Por esa razón, el Jefe de Estado hizo un vehemente llamado a la junta directiva del Emisor afirmando que “el Banco de la República debe ponerle atento oído a la preocupación del pueblo colombiano, que empieza a ver un frenón preocupante de la economía... ninguna institución puede estar tomando decisiones sin oír al pueblo”, afirmó.

En su intervención, el Presidente dejó claro que no está dispuesto a quedarse quieto y por eso le pidió a su equipo económico hacer un esfuerzo en la búsqueda de un acuerdo de precios con los gremios productivos del país, como alternativa para hacerle frente al crecimiento de la inflación.

Lo que dijo el presidente

Estas fueron las palabras del presidente Álvaro Uribe durante el Consejo Comunal de Gobierno número 205.

“La verdad es que no sólo el Gobierno, sino todas la instituciones que conforman el Estado colombiano tenemos que oír al pueblo colombiano (...). El Banco de la República debe ponerle atento oído a la preocupación del pueblo colombiano que empieza a ver un frenón preocupante de la economía, que empieza a ver un frenón preocupante del consumo y que anticipa una disminución preocupante de la oferta, lo cual puede generar más inflación. Le queremos pedir respetuosamente al Banco de la República mirar eso. Ninguna institución en Colombia puede estar tomando decisiones sin oír al pueblo colombiano, son instituciones con independencia constitucional, pero son instituciones que todas se deben al pueblo (...). Tenemos que consignar hoy estas preocupaciones con la tesis de que un Gobierno que permanentemente ha escuchado al pueblo, tiene derecho a pedir que todas las instituciones que conforman el Estado democrático, no obstante la independencia que la Constitución les da, también escuchen al pueblo”.