El cuero, en pie de lucha

Empresarios de este renglón perciben efectos de la revaluación: disminución del volumen de exportación y reducción de empleos. Entre tanto, preparan feria para resistir la crisis.

Al mismo tiempo que se preparan para el Footwear and Leather Show, uno de los eventos de negocios más importantes para el sector, los empresarios del calzado y la marroquinería le hacen frente a los efectos adversos de la revaluación, los bajos costos y amplios flujos de mercancía importada y las restricciones del mercado venezolano.

“Un panorama sombrío”, en palabras de Luis Gustavo Flórez, presidente de Acicam, la asociación de industriales del calzado, el cuero y sus manufacturas. Este panorama incluye la reducción del 15,7% en la cantidad de pares de zapatos exportados en el primer trimestre del año, la eliminación de 1.415 empleos, y la disminución de la utilización de la capacidad instalada de la industria, que actualmente está en cerca del 56%.

Pero el factor que más ha incidido en la situación actual de las empresas, es la revaluación. De ahí que el número de pares de zapatos exportados, que es para Flórez el mejor indicador del comportamiento del sector, haya caído: “Pasamos de exportar 1.25 millones de pares, a 1,05 en el primer trimestre de 2008”. Sin embargo, esta disminución del volumen no impactó los ingresos percibidos por exportaciones, debido a que “los empresarios tuvieron que subir los precios para poder compensar la revaluación tan fuerte. Los ingresos en dólares aumentaron, pero las unidades exportadas se redujeron”.

Además, la revaluación le da un impulso a las importaciones en un momento en el que el consumo interno se ha contraído. El número de pares importados en este primer trimestre supera los 7 millones y, aunque hubo una disminución respecto a 2006, sigue siendo preocupante, según lo manifiesta Flórez: “El año pasado se importaron 11 millones. Casi nos acaban”. Pero además del alto volumen de importaciones, inquieta el precio con el que entra cada uno de esos pares: 329.000 ingresaron al país a US$0,77, lo que remite a un problema mayor: la ilegalidad, pues como lo asegura el presidente del gremio: “Ni la pieza de calzado más económica puede costar menos de un dólar”.

De otra parte, el sistema de manejo de divisas en Venezuela, a través del CADIVI, hace que muchos empresarios colombianos deban esperar entre 60 y 90 días por el pago de sus mercancías. Esto, teniendo en cuenta que el 98% de las


empresas del sector son mipymes, hace que el impacto sea mayor y genere incertidumbre. Además, Venezuela es el principal destino de las exportaciones nacionales, por lo que cerca del 70% de los ingresos por este concepto corresponden a las mercancías enviadas al vecino país.

Sin embargo, no todo son malas noticias para el sector. Tras hacer el balance de los ingresos obtenidos en el primer trimestre del año, por concepto de exportaciones, resulta que la cadena exportó un total de US$144 millones, lo que implica un incremento del 93% frente al mismo período de 2006, siendo el cuero, el principal material exportado. La marroquinería aumentó un 73% y el calzado un 32,7%.

Del mismo modo, el gremio adelanta un proceso de modernización de las empresas, centrado en elevar su competitividad, particularmente, en materia de moda y diseño, pues con economías como la China, sería inútil entrar a competir con precios.

En esa medida están trabajando, por una parte, en el programa nacional de formación de las empresas, con el apoyo del Sena; y por otra, en la incorporación del factor tecnológico en la producción con la renovación de maquinaria, muy propicia dada la actual tasa de cambio. Del mismo modo, cabe destacar el trabajo del centro tecnológico del sector, Ceinnova, que cuenta con un laboratorio de control de calidad del sector que, según Flórez, es de los más importantes en la región andina.

Este es el panorama en el que se iniciará la feria, que, en su XVIII versión, trae como novedad una planta piloto brasileña, que opera bajo estrictas especificaciones tecnológicas, y que produce 600 pares de calzado en ocho horas.

La feria, que comienza el primero de julio, contará con 450 expositores y se esperan 1.700 visitantes internacionales, 700 de los cuales llegan gracias a la gestión de Proexport, y cerca de 14 mil visitantes nacionales.

 

últimas noticias

El hombre que inventa juguetes con discapacidad