Empresas en jaque

Informe de la Supersociedades confirma los estragos de la  revaluación y la desaceleración.

La desaceleración económica en la que entró el país desde hace algunos meses y sobre la que hace unas semanas alertaron los industriales, empieza a hacerse visible en varias empresas y a cobrar cientos de empleos.

Durante la rendición de cuentas de la Superintendencia de Sociedades, de 2007 y 2008, se conoció que en lo que va corrido de este año 39 empresas fueron admitidas por el organismo de vigilancia para la liquidación judicial; seis más de las que hicieron la misma solicitud durante todo el año anterior.

En el semestre pasado, además, 18 sociedades solicitaron entrar al proceso de reorganización, de las cuales nueve ya fueron admitidas, tres están en estudio y cuatro fueron rechazadas.

Los sectores a los que pertenecen las nueve empresas son: comercio (4), textil (2), floricultor (2) y calzado (1).

Los argumentos de estas sociedades para declararse insolventes son la pérdida de mercado frente a almacenes de grandes superficies; incremento de la competencia; incapacidad para cumplir los contratos en el exterior, por efectos del desplome del dólar; contrabando y malos manejos por parte de los empleados.

Los activos comprometidos de estas sociedades en crisis ascienden a $78 mil milllones, siendo el sector textil con más de $67 mil millones, el más afectado.

Asimismo, en el proceso de reorganización empresarial se busca salvar 518 puestos de trabajo que están en riesgo de perderse si no se logra culminar el proceso de manera exitosa, lo que llevaría a la liquidación forzosa de estas sociedades.

Las pequeñas y medianas empresas tampoco se salvan de los efectos de la revaluación del peso y de las altas tasas de interés.

En el segundo trimestre de 2008, la Superintendencia de Sociedades le hizo seguimiento contable, financiero y jurídico a 74 mipymes que estaban en riesgo de caer en etapa de insolvencia. Junio, con 39, fue el mes en que más sociedades medianas estuvieron bajo esta condición.

Medellín, Cali y Bucaramanga son las ciudades donde se ha registrado el mayor número de empresas en crisis económica en el último año y medio.

Temas relacionados

 

últimas noticias