En la mira de los ejecutivos

Los recién egresados tienen enfrente un mercado laboral que les abre sus puertas.

Podría pensarse que, en el momento actual, en que la economía decrece, el mercado laboral se estaría reduciendo, particularmente para los más jóvenes. Sin embargo, una encuesta realizada por la multinacional Korn Ferry, proveedora de soluciones de gestión de talentos, demuestra que las condiciones de la economía global no afectan los planes de contratación de recién egresados en las compañías.

Según este Executive Quiz, cerca de dos de cada tres ejecutivos dicen que su compañía está contratando profesionales que acaban de recibir su título.

La encuesta recoge las respuestas de ejecutivos registrados en el Centro de Ejecutivos en línea de la firma, en el que empresarios de más de 90 países, con diferentes perspectivas, responden a las cuestiones planteadas. El Executive quiz, de Korn Ferry, se realizó en junio, época en la que hay un mayor número de nuevos profesionales en busca de oportunidades laborales.

La directora administrativa de Korn Ferry para el sur de California, Caroline Nahas, menciona que mantener flujo de talento nuevo en las empresas cuando se atraviesan períodos críticos resulta importante como parte del plan de contingencia de las compañías y de su consecuente recuperación.

Asimismo, el inminente retiro de la generación de los Baby Boomers (nacidos durante la posguerra, (1946 y 1965), abre las posibilidades para los nuevos profesionales.

“Las empresas buscan talento para desarrollarlo y combinarlo con la experiencia que pueden conseguir fuera de la compañía”, asegura Rafael Ortega, Client Partner de Korn Ferry para Ecuador y Colombia. Esto explica el hecho de que el 65% de los encuestados haya asegurado que hoy contrata la misma cantidad de jóvenes profesionales o un número mayor.


Y aunque el mercado sea amplio, existen factores que pueden hacer que un joven profesional aumente la probabilidad de ser enganchado. Lo interesante es que estos factores rompen con los prejuicios sobre lo que se privilegia en los comités de selección de personal.

Ortega señala, por ejemplo, que “la tendencia en los procesos de selección de ejecutivos es dar mayor relevancia a la entrevista que a la formación y los títulos académicos”. Según el experto, la importancia de la entrevista radica en su finalidad: conocer la capacidad de relacionarse de la persona, así como su habilidad para aprender, de adaptarse a nuevos contextos, de enfrentar retos y de saber cómo responder ante lo desconocido.

Del mismo modo, otro de los ‘supuestos’ que en la práctica no opera es la primacía de la formación académica sobre cualquier otro punto. “La universidad prepara, pero no garantiza el éxito en los procesos de selección”, asegura Ortega y agrega que, tal como lo publicó la revista The Economist, las escuelas de negocios imparten conocimientos, pero no forman el carácter. La publicación sugiere la necesidad de hacer una reestructuración de los programas universitarios para orientarlos más hacia el fortalecimiento de las competencias.

Por eso, la práctica representa el 21% en la decisión final en la selección de personal, como lo señala Ortega: “Es importante para los recién egresados la práctica que haya tenido en las empresas”.

Del mismo modo, sorprende que la universidad que otorgó el título sólo represente el 5% en la elección de un candidato. “La gente escoge universidad por su reputación y prestigio, pero éste no es un indicador particular del profesionalismo de un egresado”. Las referencias tienen un nivel de importancia similar en la selección (4%).

Temas relacionados

 

últimas noticias