Pleito por Bancolombia aún tiene tela que cortar

A pesar de que la Corte de Nueva York falló en el caso entre la familia Gillinski y el Grupo Empresarial Antioqueño, todavía restan por resolverse procesos en Colombia.

La larga pelea judicial en la que se han involucrado la familia Gillinski y el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) por la compra del Banco de Colombia tuvo otro round este lunes cuando la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Segundo Circuito dio a conocer un fallo a favor de los antioqueños. Pero el caso está lejos de cerrarse.

Con la nueva decisión del Tribunal de Nueva York se ratificó un fallo del pasado 28 de febrero que rechazó la demanda de los Gillinski en contra de Bancolombia, su presidente Jorge Londoño y los miembros de la Junta Directiva del Banco Industrial Colombiano (BIC), de la época.

Según Luis de Brigard, uno de los apoderados del GEA en este caso, la Corte “concluyó que el Banco y sus administradores no habían violado la ley colombiana ni las sanas prácticas bancarias”.

El abogado también indicó que esta decisión se basó en el concepto de cosa juzgada, dado que el Tribunal de Arbitramento pactado por las partes en Colombia había resuelto el 16 de mayo de 2006 las mismas reclamaciones planteadas en Nueva York.

La familia Gillinski apeló esta decisión, argumentando que el Tribunal no había decidido los cargos de violación de la ley de valores de los Estados Unidos, pero los jueces de ese país no le dieron la razón.

La sentencia en Nueva York se dio a conocer 18 días después de que la Corte Suprema de Justicia de Colombia revocó un fallo proferido por la Sala de Casación Civil de la misma corporación, lo que le permitió a la familia Gillinski recuperar el predio de las Sierras del Chicó y la garantía de venta del Banco de Colombia que asciende a 66 mil millones de pesos.

Pero a pesar de estos fallos, la justicia colombiana mantiene abiertos procesos de tipo penal, civil y administrativo por este caso, en el que han sido llamados a declarar hasta ex integrantes de la junta directiva del Banco de la República.

El Espectador contactó al apoderado de la familia Gillinski, Gustavo de Greiff, para conocer su opinión frente a la situación, pero dijo que sus defendidos aún no se habían notificado del nuevo fallo. Algunos analistas consideran que los actuales procesos no concluirán antes de que finalice el presente año.

En cifras

418,1 millones de dólares pagó el Banco Industrial Colombiano a la familia Gillinski por el Banco de Colombia, en 1997.

últimas noticias