Tijera a las inversiones de 2009

<p>El Ministerio de Hacienda redujo el presupuesto de inversiones del año entrante. Analistas consideran que la medida puede ser insuficiente.</p>

El Ministerio de Hacienda anunció un recorte de $1,2 billones en su presupuesto de inversión para 2009, frente a los $10,19 billones previstos para este año.

El objetivo es reducir el déficit fiscal y la necesidad de salir a buscar recursos de deuda, con lo cual se presionaría la tendencia revaluacionista que vive hoy el peso colombiano, bajar las presiones inflacionarias crecientes y disminuir el déficit fiscal.

La meta para el año entrante es que el déficit fiscal llegue al 3% del Producto Interno Bruto (PIB), con una reducción de tres puntos, de la cual hace parte la estrategia de bajar la deuda, en especial con el pago de intereses; para esto se han hecho esfuerzos equivalentes al 0,3% del PIB entre 2008 y 2009.

Óscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda, manifestó que “los esfuerzos en este sentido continuarán y la deuda pública bajará de 26,9 puntos del PIB a 25,6%. Además se continuará con el compromiso de no monetizar divisas”.

El recorte no incluirá el sector defensa, pues el Gobierno lo considera fundamental en la continuidad de su política de “seguridad democrática”. Tampoco habrá recortes en obras de infraestructura, consideradas estratégicas para la competitividad del país.

El Gobierno piensa implementar más el modelo de concesión en obras civiles de infraestructura para dar más participación al sector privado, lo cual implicaría menos recursos del Estado para ejecutar las obras.

Para Camilo Pérez, jefe de investigaciones del Banco de Bogotá, “las reducciones, aunque no se conoce dónde se harán, pueden resultar inoperantes frente a gastos comprometidos por el Gobierno, como los subsidios a los combustibles (alrededor de $6 billones) y de subsidios a exportadores perjudicados por la revaluación, que en lo corrido del año han representado recursos entre $300 mil y $400 mil millones”.

Pérez también llamó la atención sobre el estancamiento en el crecimiento de los recursos provenientes del recaudo de impuestos.

Según la proyección financiera de 2009, los altos precios internacionales del crudo favorecerán el panorama financiero con mayores ingresos por exportaciones de petróleo, que generarían ganancias estimadas de $8,1 billones para Ecopetrol, de los cuales $5 billones irían a subsidiar el precio de los combustibles. Al respecto, el titular de la cartera de Hacienda manifestó que la Nación percibirá el aumento de los precios internacionales sólo vía mayor impuesto de renta.

Para Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, el anuncio del Gobierno es una señal en el sentido correcto, dentro de los esfuerzos para conseguir el ajuste fiscal, “pero puede resultar insuficiente en el panorama de buscar un superávit fiscal, como lo tienen varios países de Latinoamérica”.

Reina agregó que con este tipo de determinaciones se reduce la presión sobre variables como el fortalecimiento del peso frente al dólar, la tasa de referencia del Banco de la República y las tendencias inflacionarias.

La explicación está en que se deben buscar menos recursos para cumplir con las obligaciones de la Nación porque se gasta menos.

Dentro de las alternativas que se han planteado para la consecución de recursos está la venta de activos del Estado, el año entrante, como Isagén, por la cual se espera recibir cerca de $3 billones, de acuerdo con el precio actual de mercado.

También se considera la venta de las empresas regionales de energía, como Santander, Norte de Santander, Boyacá, Meta y Cundinamarca. Recientemente el Ministerio de Minas agregó las de Nariño y Huila.

La cartera de Hacienda agregó que con los recursos de estas ventas se cumplirían obligaciones previstas, como la compra de equipo militar por US$1.184 millones.

La determinación de reducción en el gasto deja en cabeza de Planeación Nacional la ingrata tarea de decidir sobre cuáles sectores se harían los recortes en inversión y en qué proporciones, sobre una partida de $8,9 billones de pesos.