Tiquetes aéreos, al alza

<p>En promedio, los pasajes nacionales aumentarán 5%, mientras que los internacionales subirán 15,7%. La medida sólo cobija a las rutas que son operadas con aviones tipo jet.</p>

Las constantes alzas en el costo del barril de petróleo en las bolsas de Nueva York y Londres también se sienten en los bolsillos de los colombianos. Este miércoles, mientras el precio del crudo batía récords, en Bogotá se anunciaba el incremento del cargo por combustible para los tiquetes aéreos.

Las alzas empezaron a regir desde el miércoles y serán de $20 mil por trayecto para los pasajes de las rutas nacionales que utilizan aviones tipo jet. En el caso de las rutas internacionales será de entre US$53 y US$366, dependiendo de las distancias que se deban recorrer. 

De acuerdo con el director de la Aerocivil, Fernando Sanclemente, la medida se tomó con el fin de garantizar la supervivencia de la industria aérea nacional y la conectividad del país.

Para el presidente de Avianca, Fabio Villegas, el ajuste es una contribución importante dado el impacto que ha tenido el incremento de los combustibles, que hoy representan el 35% de los costos de operación de las aerolíneas.

En el caso de esta compañía el reajuste en el cargo nacional no rige para las operaciones con los Fokker 50, entre las que se encuentran vuelos Medellín-Barranquilla, y de Bogotá a ciudades como Manizales, Pereira, Armenia y Bucaramanga.

Por su parte, Roberto Junguito, presidente de Aero República, el nuevo recargo “no debe tener impacto sobre la demanda, ni sobre los paquetes turísticos que ofrecen las agencias de viaje”.

En cuanto a otras compañías del país como Easyfly, la medida no tendrá aplicación pues sus aviones no son del tipo jet.

Para las rutas internacionales se definieron cuatro categorías; la primera son las rutas cortas (hasta 1.000 km), la segunda (de 1.001 km a 2.600), la tercera (de 2.601 hasta 4.900 km), y la cuarta de más de 4.901 kilómetros.

Como referencia en la primera categoría se ubican los vuelos Bogotá-Panamá; en la segunda, Bogotá-Miami; en la tercera Bogotá-Nueva York, y en la cuarta Bogotá-Madrid.

El sobrecargo por combustible era hasta ahora de $65 mil por trayecto en las rutas nacionales, y las aerolíneas que operan en el país tienen la obligación de recaudarlo. “Este sobrecosto nosotros sólo se lo cobramos al usuario cuando vendemos el tiquete en Colombia o cuando se trata de un vuelo con origen en ese país”, explicó el director de comunicaciones de Spirit Airlines, compañía que hoy opera la ruta Cartagena-Fort Lauderdale y que desde el 24 de julio volará entre Bogotá y Fort Lauderdale “con precios menores entre 30% y 50% que la competencia”.

Temas relacionados