Un mayor ajuste

El saliente director de Fedesarrollo, Mauricio Cárdenas, propuso que el Gobierno debe revisar el programa Familias en Acción, para profundizar el ajuste fiscal que viene haciendo. “Se trata de racionalizarlo y manejarlo con prudencia”. La alternativa se conoció en un foro sobre el momento de la economía, organizado por Bancolombia.

Cárdenas manifestó que, si bien la intención del Gobierno es llevar el programa de 1,5 millones de familias a dos millones, eso tendría un costo de $1 billón.

Como alternativa propuso que el país busque el equilibrio fiscal y genere incluso un superávit para lograr el grado de inversión, “lo cual reduce los costos de acceso a capitales y así se permite generar empleo, la mejor política social, una alternativa mejor para las familias y más barata para el Gobierno, en lugar de otorgar subsidios”.

Con la obtención del grado de inversión, el país estaría más protegido frente a desajustes internacionales de la economía, porque los capitales que llegarían tendrían menos expectativas de rentabilidad por tratarse de un país con menor riesgo.

Sobre la posibilidad de que el Banco de la República aumente tasas, Cárdenas piensa que las mantendrá, a la espera de que la inflación se reduzca con la desaceleración de la economía en el primer semestre del año.