Controversia por precio de etanol

Algunos analistas consideran que lo que se pretende es favorecer a los ingenios azucareros deliberadamente. Asocaña y Gobierno explican que la nueva metodología es técnica y surgió tras el documento Conpes 3510.

Aunque muy pocos colombianos lo percibieron, a partir de agosto el precio del etanol se incrementó un 18%. En ese momento, cuando los costos de los combustibles mantenían la mayor escalada de su historia, debido a las fuertes alzas del petróleo, el galón de alcohol carburante pasó de $4.500 a $5.315.

El incremento se debió a un cambio en la fórmula que fijaba el precio del etanol y que fue dado a conocer el pasado 25 de julio, modificando la metodología previa oficializada mediante la Resolución 18 0222 del 27 de febrero de 2006.

El principal cambio de la nueva fórmula se dio en el componente denominado costo de oportunidad. Este indicador no es más que la cantidad de materia prima que se requiere para producir un quintal de azúcar.

En el primer mecanismo se señaló que la misma cantidad necesaria para fabricar ese quintal de azúcar se requería para producir 29,2 litros de etanol.

La fórmula dada a conocer en julio de este año indica que con la caña que se generaba un quintal de azúcar se fabrican 21 litros de etanol.

Esa diferencia de 8,2 litros permitió el incremento de $815 en el costo del galón de alcohol carburante. De acuerdo con Julio César Vera, director de Hidrocarburos del Ministerio de Minas y Energía, la diferencia se presenta porque el anterior método no reconocía algunas pérdidas que se daban en el proceso de elaboración del combustible.

Ante esta situación, analistas como Salomón Kalmanovitz, opinan que el cambio fue realizado para favorecer a los ingenios. “El Gobierno tomó el costo de oportunidad como si fuera para fabricar azúcar refinada, cuando lo real es que es para azúcar crudo. Se estableció, además, que cada quintal de azúcar generaba 21 litros de etanol, cuando la realidad es que surte 29 litros”.

En el mismo sentido se pronunció Hugo Serrano, senador del Partido Liberal. “Es increíble que el precio del etanol pasara en menos de dos meses de $4.500 a $5.315. El precio es exagerado, esto coloca el barril en US$96, mientras que en Brasil este mismo barril cuesta US$47 puesto en planta”.

Serrano agregó que con el incremento del precio los ingenios se ven beneficiados con recursos que oscilan entre los $65 mil millones y los $70 mil millones adicionales al año, y que por esto se plantea realizarle un debate en el legislativo al Gobierno en marzo del próximo año.

Para José Leonidas Tobón Torregloza, director de Desarrollo Tecnológico y Protección Sanitaria del Ministerio de Agricultura, lo que ha hecho el Gobierno es ser coherente con una política que busca incentivar la producción y el consumo de biocombustibles, “generando un precio piso que está amarrado a dos variables: las cotizaciones internacionales del azúcar y de los combustibles”.


De todos modos, Julio César Vera ha reconocido que por instrucciones del ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez Torres, algunos especialistas se encuentran revisando la fórmula, especialmente en lo relacionado con el costo de oportunidad. “En febrero se debe tener la conclusión definitiva del análisis”.

Por su parte, Kalmanovitz agregó que los beneficios para los ingenios también se ven representados en las exenciones tributarias. “Les birlan a los municipios lo que deberían pagar por impuesto a los combustibles, pues no pagan sobretasa a la gasolina ni IVA y obtienen descuentos tributarios del 40% de sus inversiones. Los municipios han visto reducir sus ingresos sobre la gasolina en 10%, que se lo quedaron los ingenios”.

Frente a las críticas, Luis Fernando Londoño Capurro, presidente de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña), ha reiterado que a diferencia de lo que ha sucedido en Brasil, país pionero en el uso de biocombustibles, en Colombia los productores de alcohol carburante nunca han tenido subsidios directos.

“Aunque respeto este tipo de posiciones, debo aclarar varias cosas. Lo primero es que en el tema de la producción de etanol y azúcar no se benefician tres o cuatro familias, como se trata de mostrar. El 76% de las 200 mil hectáreas cultivadas en caña pertenece a unas 1.700 personas o familias independientes, y los ingenios cuenta con más de mil accionistas”.

El dirigente gremial agregó que desde que se empezó a usar biocombustible, el área sembrada en caña de azúcar no se ha incrementado, por lo que también es falso que por culpa del etanol se hayan utilizado tierras destinadas a la producción de alimentos.

Sobre las altas rentabilidades que obtienen los ingenios, enfatizó que eso no es cierto y que en 2008 muchos de ellos van a tener pérdidas. “Se habla mucho de las altas utilidades que genera este sector y yo invito a que se analicen las inversiones frente a la rentabilidad. Asimismo, las plantas de etanol no producen lo que mucha gente señala. En este momento ningún ingenio tiene planeado construir un nuevo proyecto de este tipo y Riopaila descartó el que tenía en mente”.

Por ahora se espera el resultado del análisis de la fórmula que realiza el Ministerio de Minas y Energía, pues los colombianos ya están advertidos que la caída en los precios del petróleo no se reflejará en lo que pagan por la gasolina, y esperan que vía etanol tengan algún alivio.

Continental realizará vuelo con biocombustibles

Continental será la primera línea aérea comercial del continente americano en realizar el próximo 7 de enero un vuelo con biocombustibles, confirmó la agencia EFE.

“Este vuelo constituye un paso más en el compromiso de Continental por eliminar las emisiones de dióxido de carbono e identificar soluciones de combustible sostenibles a largo plazo para el sector aeronáutico”, afirmó el presidente del Consejo de Administración y Director General Ejecutivo (CEO) de Continental, Larry Kellner.

Organizado con la colaboración de Boeing, GE Aviation, CFM International y UOP, entre otras firmas, el vuelo partirá de Houston (Texas) sin pasajeros y propulsado por una mezcla de combustibles que incluye componentes derivados de algas y jatrofa, un árbol perenne de países tropicales que es una fuente importante de aceite.

En el vuelo se utilizará un Boeing 737-800 dotado de motores CFM International CFM56-7B.

Temas relacionados