Cómo sobrevivir a la crisis

En Foros <strong>El Espectador</strong> Philip Kotler y Martin Lindstrom compartieron sus experiencias sobre el futuro de las empresas cuando los mercados se hacen más difíciles.

Philip Kotler sin lugar a dudas es un visionario. En su conferencia de este lunes en Bogotá, en el marco de Foros El Espectador, el considerado padre del mercadeo moderno dejó claro que sobrevivirán a la crisis las compañias  que sepan entender las oportunidades.

Al respecto, Kotler manifestó que “es tiempo de crear el futuro para las empresas, más que predecirlo”. Frente a ello, indicó que se deben flexibilizar las estructuras de las empresas para entender al consumidor a través del mercadeo. La gente hoy busca propuestas más baratas donde las marcas propias tienen mayor espacio.

Incluso, planteó la alternativa de tener dos marcas de bajo precio y hacer una segmentación más profunda de los mercados para no hacer recortes inoficiosos que afecten la calidad. Sin embargo, no descartó desechar aquellas líneas de negocio que definitivamente no tengan futuro para concentrarse y aprovechar las que sí.

Otro aspecto que destacó tiene relación con buscar medios alternativos, como los digitales, para llegarles a los clientes, pero manteniendo la presencia en los tradicionales que ofrezcan resultados .

El Espectador le preguntó a Kotler cuál considera  que será el papel del mercadeo después de la crisis, a lo cual respondió: “Siempre tendrá la tarea de detectar nuevas oportunidades, evaluarlas, crear soluciones, probarlas y lanzar las que tengan potencial”.

El provocador

La segunda conferencia estuvo a cargo de Martin Lindstrom, quien ha desarrollado el mercadeo sensorial. Con un estilo dinámico y participativo se refirió a sus estudios sobre las reacciones neurológicas de los consumidores cuando los productos y servicios les producen emociones.

El experto en marcas llamó la atención sobre la importancia de salirse de lo convencional y de “provocar” y generar experiencias para crear el impacto de las marcas.

Sobre este aspecto en tiempos de crisis, Lindstrom mencionó el caso de la marca de vehículos Hyundai, que en EE.UU. hoy ofrece la posibilidad de comprar un vehículo, y si en los 12 meses siguientes la persona pierde el empleo, puede devolverlo.

También se refirió a la inconveniencia de que las marcas hagan descuentos en tiempos difíciles, porque recuperar los precios lleva cerca de siete años. En lugar de ello, mencionó la importancia de hacer regalos para mantener la fidelidad.

Finalmente, arguyó que Colombia es un país por descubrir e hizo un llamado a las empresas nacionales para que pierdan el miedo y se lancen a conquistar nuevos mercados. “Aquí hay marcas tan buenas, que pueden tener reconocimiento global”.

Temas relacionados