Reglas para generar empleo en tiempos de crisis

Ofrecer plazas de trabajo en períodos de crisis no es tarea fácil.

Por ello, los programas a favor del empleo se deberían estudiar con detenimiento antes de ser hechos públicos. Aquí van cuatro reglas para tener en cuenta en el momento de formular algún tipo de iniciativa a favor del empleo:

1) Consultar los clasificados. Así, podríamos enterarnos, en el caso de los automotores, por ejemplo, de que Subaru ofrece una financiación “a 36 meses con cero intereses”; o que Renault garantiza “una tasa de financiación desde 1,35%”. Se infiere que la tasa de 1,35%, con la cual el “Plan 500 Millones” espera prestar para la compra de vehículos, poco mejorará las condiciones de crédito vigentes y que tendría poco efecto sobre el desempleo.

2) Dar ejemplo. Antes de exhortar a los empresarios a mantener sus nóminas, los gobiernos —nacional y locales— deberían dar el ejemplo y no hacer despidos masivos. A final de 2008 los colombianos que tenían puesto en algún ente público eran un 10% menos respecto a 2007.

3) Reconocer que las políticas macroeconómicas no son las únicas en períodos de crisis. Así es útil acompañar la reducción de las tasas de interés o el aumento de la inversión pública con políticas del mercado de trabajo, dirigidas a corregir las imperfecciones del mercado laboral. Por ejemplo: implementar programas de empleo temporal, como los que ya se han experimentado: “Empleo en Acción” o reformar el fondo para el Fomento al Empleo y Protección al Desempleo (Fonede) que ejecuta de manera ineficaz unos $188 mil millones anuales.

4) Confiar en los expertos. Por ejemplo, la experiencia internacional ha aclarado que los servicios de intermediación y la capacitación funcionan en una economía en crecimiento; en una crisis profunda es más apropiado recurrir a programas de empleos de emergencia.

Estos programas son particularmente eficaces porque, al tiempo que protegen los ingresos de las familias, llevan a la construcción de pequeñas obras de infraestructura para la comunidad. A pesar de ello, hasta ahora se ha conocido de iniciativas para capacitar a 235 mil nuevos técnicos, pero nada de programas de empleos de emergencia.

*  Director Observatorio Laboral U. Externado de Colombia

Temas relacionados
últimas noticias