Vía libre a la Autopista de Las Américas

El Inco espera que al terminar el año el país pueda contar con 193 kilómetros nuevos de doble calzada.

En medio de la crisis financiera global se abre paso la viabilidad para la construcción de la Autopista de Las Américas,  que permitirá conectar a Colombia con Panamá y Venezuela.

Así lo determinó el consejo de ministros, al comprometer vigencias futuras como aporte del Estado a este megaproyecto de 2.200 kilómetros de longitud y un costo de $8,5 billones.

Este gesto del consejo de ministros deberá ser avalado en doble ronda por el Confis y el Conpes en los próximos días.

El ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, una vez concluyó el consejo de ministros llamó al director del Inco, Álvaro José Soto, para darle la buena noticia.

El proyecto de la Autopista de Las Américas contempla la construcción de una vía en doble calzada entre Palo de Letras (frontera con Panamá) y Paraguachón (La Guajira), para el desarrollo del litoral Caribe colombiano.

La construcción podría tomar entre 12 y 15 años, y para ello se requeriría la unión de las grandes empresas de ingeniería del sector privado.

A esta vía se suma la construcción de la Ruta del Sol, estimada en $3,7 billones, que permitirá al país tener una infraestructura para ser más competitivo.

El proyecto de la Ruta del Sol está en licitación, la cual se cerrará en septiembre y se adjudicará en noviembre.

De este proceso también toma parte la licitación del Corredor Ferroviario Central, el cual había sido suspendido para buscar una solución a la cobertura de las pólizas de cumplimiento, proceso que se reabre mañana y que se cerrará en 15 días. Su adjudicación se hará en un mes.

El corredor permitirá la recuperación de la línea del ferrocarril entre Bogotá y Chiriguaná, obra que tendrá un costo de $1,4 billones.

Temas relacionados