En crisis la demanda interna el reto

El académico indio fue el primero en advertir la problemática de la economía.

“Las razones que dieron lugar a la crisis mundial no han sido corregidas”, fue la afirmación que hizo Raghuram Rajan, economista indio y quien más temprano advirtió el descalabro financiero mundial y sus dimensiones.

El economista mencionó como una de las causas más importantes de la actual situación la demanda insuficiente, creada por el desequilibrio entre la demanda de los países emergentes y la de las naciones industrializadas.

Otro factor que aludió fue que entre 2001 y 2004 Estados Unidos tuvo un crecimiento de su economía con base en estímulos fiscales y monetarios, los cuales estuvieron acompañados de una regulación relajada y de incentivos de las empresas que impulsaron a sus ejecutivos a tomar riesgos excesivos, que ocasionaron el colapso del sistema.

Pero Rajan, que vino al país invitado por Corficolombiana al Congreso de Asobancaria, consideró que en el actual escenario, las naciones emergentes, como Colombia, tienen oportunidades si logran mantener niveles adecuados en sus tasas de cambio, que tenderán a apreciarse; logran mantener flujos de inversión extranjera y le imprimen mayor dinamismo a su demanda interna, quizá el desafío más difícil, para lo cual se requieren instituciones locales fortalecidas.

Desde la perspectiva de las empresas, advirtió que pueden aprovechar las oportunidades en los mercados emergentes, donde se han generado cambios en la demanda por la crisis, para lo cual requieren mejor entendimiento de lo que ocurre en los diferentes mercados y de los consumidores, además de considerar desarrollar el comercio con otros países emergentes.

Ahora que en el mundo se oyen con más fuerza las voces que piden una regulación más exigente en los mercados, Rajan duda de que esas medidas sirvan para salvar las economías mundiales de futuras crisis, cuando el pesimismo actual se supere y vuelva la euforia.

Por ello, propone una regulación flexible, a prueba de estados de ánimo y de ciclos alcistas y bajistas. Una regulación que permita al sistema financiero protegerse de las crisis y no impida el desarrollo en épocas expansivas.

Temas relacionados