“Nos preocupa el modelo que sigue Ecuador”

Entrevista con Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano.

El Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) desempeña en el vecino país un papel similar al de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) de Colombia.

A raíz de los últimos sucesos que han involucrado a la economía y la diplomacia bilateral, El Espectador contactó en Quito a Roberto Aspiazu, director ejecutivo del CEE.

¿Qué piensa el empresariado ecuatoriano de las salvaguardias impuestas por su país a 1.346 productos colombianos?

Que es una medida discrecional, no debidamente sustentada, que discrimina injustamente las exportaciones colombianas, de por sí afectadas por la aplicación de la salvaguardia general por balanza de pagos validada por la CAN y la OMC. El aumento de las 627 subpartidas originalmente sujetas a salvaguardia a 1.346, no tiene mayor sustento técnico y responde a la negativa del gobierno ecuatoriano a restituir las preferencias comerciales a los socios andinos y en particular a Colombia, en apego al dictamen de la CAN de fines de junio.

¿Consideran que se trata de una retaliación debido a la crisis diplomática que viven los dos países?

Sí, obviamente el deterioro de la relación bilateral político-diplomática es el motivo de fondo para la medida, que estuvo precedida por el pedido de orden de prisión del ex ministro Juan Manuel Santos por parte de un juez ecuatoriano, y la respuesta de un grupo de abogados bogotanos que presentó un demanda contra el presidente Rafael Correa por el presunto apoyo de su gobierno a las FARC.

¿Cómo se afecta Ecuador con las salvaguardias a los productos colombianos?

Básicamente con el encarecimiento excesivo de los productos colombianos importados que tienen un importante posicionamiento en el mercado ecuatoriano por precio y calidad. Si consideramos un arancel por salvaguardia por balanza de pagos de 35 por ciento y lo sumamos otro de 20 o 25 por la salvaguardia de tipo de cambio, resulta que su producción exportable tiene un recargo de más de 50 por ciento que en suma lo paga el consumidor final ecuatoriano.

¿De dónde están adquiriendo los productos que están dejando de comprar a Colombia?

Hay que ver si esos productos efectivamente se están dejando de comprar porque no es un secreto que ante semejante recargo arancelario se está estimulando el contrabando por la frontera que es tal vez el único beneficiario de esta situación. Resulta imposible registrar el intercambio comercial ilícito que se está dando a través de los múltiples pasos fronterizos informales.

¿Qué piensan del papel que está jugando la CAN en todo este proceso?

La CAN viene desempeñando el papel que les corresponde, pero con limitaciones en el ámbito de su poca influencia política. Es de esperar que su pronunciamiento sobre la salvaguardia ecuatoriana sea claro, sin espacio para ambigüedades que sólo agravarían la situación.


¿Confían en que Ecuador aceptará las decisiones que tome la CAN respecto del tema?

Hasta ahora esa ha sido la conducta oficial, más allá que artificiosamente al tiempo de restituirle las preferencias a Colombia se le impuso la salvaguardia por tipo de cambio o devaluación monetaria. Sin embargo, el gobierno ha anticipado que apelará el fallo de la CAN en caso de ser éste desfavorable. Eso significa que el contencioso comercial con Colombia debido a razones políticas se prolongará.

¿Qué salidas plantean ante el complicado momento que viven Colombia y Ecuador?

No hay salidas fáciles. La OEA y el Centro Carter han intentado una mediación sin resultados. Todo pasa por el convencimiento del presidente Correa de reanudar, sin condiciones, los diálogos con Colombia para el pleno restablecimiento de las relaciones políticas y diplomáticas. Es lo que desean dos pueblos hermanados por la vecindad, la historia y la tradición.

¿Cuál es su balance de la gestión económica del Presidente Rafael Correa?

El gobierno del presidente Correa ha priorizado la política antes que la economía, como si la primera fuera un fin en sí misma y no un medio para lograr mejores condiciones de vida para la población. No podemos ocultar nuestra preocupación porque el modelo de la revolución ciudadana de Ecuador se parece demasiado a la revolución bolivariana del presidente Chávez que ha dividido a la sociedad venezolana, limitando su libertades en el marco de un modelo de un creciente personalismo autoritario.

¿Creen que el recientemente divulgado video donde un dirigente de las Farc reconoce apoyo a la campaña de Correa, afectará más las relaciones?

Sí, ha provocado una reacción de encono y de mayor animadversión contra el gobierno colombiano al que se considera está detrás de este polémico video que, por lo demás, no hace sino actualizar una vieja e incómoda historia. Ciertamente, no ha llegado en un buen momento.

Desde el exterior se percibe un fuerte apoyo de Hugo Chávez a diferentes procesos en Ecuador, ¿los empresarios cómo analizan esa situación?

La pregunta quedó parcialmente respondida en una respuesta anterior, pero no deja de ser paradójico que el acuerdo de intercambio petrolero de crudo por derivados, que se supone que es el mayor logro de la hermandad bolivariana de Ecuador y Venezuela, viene siendo objeto de cuestionamientos porque la presunta negociación directa entre gobiernos resulta que se apoya en firmas intermediarias que pagan al país por su crudo un precio inferior del que cancelan otras las empresas internacionales.