El Emisor mantuvo la tasa

La inflación está en niveles inferiores a lo esperado. No se descartan más reducciones.

A pesar de que la junta del Banco de la República había manifestado que haría una pausa hasta septiembre en las modificaciones a la tasa de interés, había expectativa por la decisión en su reunión del viernes. La baja inflación abría una ventana para una reducción.

Pero el Banco dejó en 4,5% la tasa de intervención, lo cual estuvo en línea con lo esperado por el mercado, como lo manifestó Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá. Quiere decir que los intereses de los créditos no se modificarán.

Por su parte, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, manifestó que la inflación anual al consumidor en junio fue de 3,81%, que calificó como un buen comportamiento. La inflación estimada por el Emisor para este año está en un rango entre 4,5 y 5,5%. Uribe se mostró optimista sobre el futuro de la economía el segundo semestre de este año por  la mejoría en el consumo de los hogares, que representa cerca del 60% del PIB y por las expectativas positivas de los empresarios, que concuerdan con lo que se advierte en el orden internacional.

Aunque los analistas consideran que hay espacio para que ocurran reducciones en las próximas reuniones. Incluso, el propio Banco reconoció en un comunicado que se mantiene la debilidad en la demanda interna y externa.

Otro hecho que abre la posibilidad para nuevas reducciones en la tasa de intervención es que al parecer la decisión de mantenerla en la última reunión no se adoptó por mayoría. Quiere decir que hay voces  en el interior de la junta del Emisor que manifiestan que hay espacio para bajar más.