Sigue disputa con Simit

La Secretaría de Hacienda de Bogotá solicitó al Tribunal Administrativo de Cundinamarca la nulidad de la sentencia del Juzgado 35 de Bogotá, que la obliga  a pagar millonaria suma.

La deuda de la Secretaría de Movilidad de Bogotá con el concesionario Simit Capital, por el 10% del valor de los comparendos de tránsito pagados a la administración desde 2004, que sumaban $43.800 millones, prácticamente se duplicó.

Así lo señaló el gerente general del concesionario Simit Capital, Ernesto Ospina, al explicar que por indexación la cifra se incrementó a $53.369 millones y que a esto se suman intereses por $38.973 millones, para una deuda total a la fecha de $92.162 millones.

El directivo señaló que no se trata propiamente de una deuda, sino del cumplimiento de los artículos 10 y 11 del Código Nacional de Tránsito, en los cuales se estipula que el 10% del valor de un comparendo debe ir al Simit, entidad que fue creada por la Federación Colombiana de Municipios, y que concesionó esta labor a cinco empresas particulares, entre las que figura Simit Capital.

Con estas empresas se acabó la corrupción en los 189 organismos de tránsito, es decir que una vez que éstos ingresen al Simit un comparendo, éste no podrá ser descargado hasta tanto el infractor no lo cancele.

Ospina explicó que Bogotá no cumple con esta obligación desde 2004 y que en varias ocasiones los secretarios de Tránsito, ahora Movilidad, le recomendaron a los secretarios de Hacienda de las anteriores dos administraciones cumplir con la obligación.

Pese a que el Simit Capital recauda muchos comparendos correspondientes a Bogotá, de los cuales podría pagarse parte de la deuda de la administración, Ospina señala que esto no sería legal. “Cada lunes, Simit Capital gira a la Secretaría de Movilidad de Bogotá el 90% del valor de los comparendos que se aplican en la ciudad y que son cancelados por los infractores en las instalaciones del Simit Capital”, señaló.

Desde 2004 a la fecha el concesionario Simit Capital ha girado a la Secretaría de Movilidad de Bogotá $23.881 millones, mientras que la administración distrital no ha desembolsado ni un solo peso para cumplir con el Código Nacional de Tránsito.

La administración del alcalde Moreno espera la aclaración del Tribunal Administrativo de Cundinamarca para definir el pago de la obligación.