Cautela ante el desempleo

Después de una semana calmada pero en la que el ánimo comprador de riesgo se mantuvo a nivel mundial, el dato de desempleo en Estados Unidos sigue siendo el principal obstáculo para creer que la actual recuperación sea sostenible.

En Colombia, la caída de la inflación anualizada a mínimos históricos no es un resultado exclusivo de una óptima política monetaria y mucho menos de una disciplina fiscal, sino el más contundente síntoma de que el desempleo y la falta de ingreso son los principales responsables de la baja demanda y por ende del buen indicador de precios.

Por lo tanto, me atrevo a decir que en esta oportunidad la caída de la inflación en lugar de ser una buena noticia lo que muestra a futuro es un panorama de ventas débil y por lo tanto de ingresos empresariales con bajas expectativas.

Conocidos los resultados empresariales del primer semestre, la relación precio ganancia de nuestro mercado es alta, es decir, acciones caras, y si las perspectivas son malas por la falta de empleo, el mercado accionario colombiano empieza a tener un componente de riesgo que no se compensa con un potencial de valorizaciones más allá del observado hasta el momento.

La cautela de los inversionistas empieza a reflejarse con la poca reacción de la deuda pública al bajo dato de inflación, debido a que si bien es cierto que las tasas reales se ven favorecidas con la caída de los precios, la posición fiscal del Gobierno se ve comprometida por la menor actividad económica y de ingresos de ciudadanos y empresas. Por lo anterior, tanto en el mercado de TES como en las acciones puede ser recomendable la toma de utilidad.

En cuanto al dólar, se espera la próxima semana un comportamiento al alza por encima de los $2.000 y aunque esto no signifique un cambio en la tendencia revaluacionista de las últimas semanas, sí puede estar marcando un piso.

Por ello, a partir de esta reflexión sería atractivo tomar posiciones de compra para quienes puedan esperar a finales de año cuando, según pronósticos de varios analistas, puede estar cerrando con un precio de $2.200 o más y adicionalmente cuando las relaciones comerciales con nuestros vecinos siguen mostrando deterioro y pérdida de mercados.

Temas relacionados

 

últimas noticias