Desde el 24 de agosto se inicia su venta

Mezcla de biodiésel llega a Bogotá y Llanos Orientales.

Desde el próximo 24 de agosto, las estaciones de servicio de los Llanos Orientales y el centro del país, incluida Bogotá, empezarán a vender una mezcla de acpm y biodiésel.

Se trata de una combinación del 95% de diésel y 5% del combustible natural, con lo cual Colombia se convierte en el primer país de la región en alcanzar una mezcla del 5% de biodiésel en todo el territorio.

Actualmente se desarrolla el montaje de varias plantas productoras de biodiésel, lo que permitirá tener combustibles de mejor calidad y aun menor precio.

Para aplicar la mezcla en el centro del país y los Llanos Orientales, el biodiésel se producirá en su gran mayoría en el departamento del Meta.

El ministro de Minas, Hernán Martínez, explicó que para lograr la cobertura total del país con una mezcla del 5% de biodiésel, se espera la entrada en funcionamiento de una planta productora en Santander, en diciembre próximo.

Esta planta está en cabeza de Ecodiésel S.A, firma de la cual es socia la estatal Ecopetrol, con el 50% de las acciones.

Una vez empiece a operar la factoría, el país podrá pasar a mezclar entre 7% y 10% de biodiésel, a comienzos de 2009.

El ministro Martínez explicó que la mezcla del 5% de biodiésel mejora la potencia del motor y reduce las emisiones de gas carbónico.

De otro lado, el Gobierno señaló que en los próximos días se pondrá en funcionamiento una planta de etanol en el municipio de Puerto López. Esta factoría, a base de yuca brava, se encuentra localizada en la finca Cantaclaro y se espera que produzca 10 mil litros de etanol al día.

También en el departamento del Meta se adelanta un proyecto para poner en funcionamiento una planta de etanol, de la cual también es socia Ecopetrol.

El Ministro de Minas pidió a los residentes de Cundinamarca y los Llanos Orientales, donde se iniciará las distribución del combustible mezclado, apoyar la puesta en marcha del programa, con el fin de que el país siga teniendo en los biocombustibles una fuente importante de desarrollo social y de empleo.

“Además, al diversificar nuestra canasta energética y no depender de los combustibles fósiles, disminuirá la contaminación ambiental”, explicó Martínez.