La diversificación protegió a GE

Tener presencia global y en varios negocios le ha permitido a General Electric protegerse de los efectos de la crisis. En Colombia le apunta a crecer en los sectores de energía y gas.

La crisis mundial no ha respetado tradiciones ni historia. Pero una de las corporaciones multinacionales más antiguas del mundo, General Electric (GE), tuvo en la diversificación de sus negocios y su presencia global el antídoto para defenderse con pericia.

Así lo manifestó el brasileño Rogerio Patrus, presidente de GE para América Latina, en entrevista con El Espectador.

Si bien GE ha sido afectada por la crisis, lo ha sido menos que otras grandes corporaciones, ¿por qué razones?

Nos enfocamos en estar cerca de los clientes, de ofrecerles soluciones y no productos. Nos favoreció que la crisis no golpeó con igual intensidad a todas las regiones del mundo. En Suramérica encontramos fortalezas en países como Brasil y Colombia. También trabajamos cerca de los gobiernos para estar presentes en los proyectos de infraestructura que se desarrollan como medidas anticrisis.

¿También los favoreció tener negocios diversificados?

Cuando ocurrió la crisis del 11 de septiembre de 2001 nuestro negocio de aviación se vino al piso, pero los de transporte y energía se mantuvieron bien. En la crisis actual los negocios financieros resultaron afectados, pero nos soportamos en los industriales. Además, la compañía se ha venido reestructurando desde hace tres o cuatro años: se compraron negocios, se vendieron otros, como el de plásticos. Lo más importante es mantenernos en negocios de alta tecnología. (GE invirtió US$1,4 billones en investigación de tecnologías limpias en 2008).

América Latina será de las regiones que más pronto comiencen a mostrar crecimientos positivos. ¿GE invertirá más en esta región?

Hoy tenemos 30 plantas y más de 23 mil trabajadores, hicimos esfuerzos para mantenerlos, pero estamos a la expectativa de que se clarifique más el panorama para pensar en nuevas inversiones. Vamos a invertir donde haya oportunidades. América Latina es considerada una región con potencial para GE, como China e India.

¿Y Colombia?

Lo consideramos uno de los países con mayor potencial, como se lo manifestó el presidente mundial de GE, Jeffrey R. Immelt, al presidente Álvaro Uribe hace tres años. Aunque la crisis afectó algunos clientes, vemos posibilidades en sectores como energía, petróleo y gas (trabajan en varios proyectos con Ecopetrol), tratamiento de aguas, la línea de salud y negocios industriales. En la oficina de Bogotá, hace tres años, había cinco personas, hoy son 70 y si concretamos algunas posibilidades nos podríamos duplicar. En Colombia necesitamos crecer más rápido de lo que lo hicimos durante los últimos años para aprovechar las oportunidades.

¿Qué hace atractivo a Colombia para una corporación como GE?

Hay estabilidad política y económica, inversiones en sectores estratégicos, como los energéticos, superó situaciones de seguridad y ha mejorado mucho las condiciones para los negocios.

¿Algunas posibilidades en el sector financiero?

Aumentaremos nuestra participación en Colpatria, como está establecido en el acuerdo inicial, tenemos mucho que aprender de ellos para potenciar nuestra relación. Para GE los negocios financieros van a soportar más los industriales y de infraestructura.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Rionegro tendrá el primer tren ligero del país

“Big Data” aplicado al campo en Colombia