Japón deja atrás la recesión

Alemania y Francia habían hecho anuncios similares.

Japón, segunda economía mundial, se sumó este lunes a Francia y Alemania en anunciar un crecimiento positivo del PIB en el segundo trimestre, después de haber vivido durante doce meses su peor recesión desde el final de la II Guerra Mundial.

La economía nipona registró entre abril y junio un crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) del 3,7%, a ritmo anual, y del 0,9% respecto al trimestre precedente, por encima de los avances anunciados recientemente por sus socios del G7.

Japón deja así atrás las mayores caídas de su PIB desde 1945, con retrocesos tan escandalosos como el 11,7 y el 13,7% en tasa anualizada de los dos trimestres precedentes, aunque queda por ver si puede sostener un crecimiento apoyado en los planes de rescate del Gobierno, valorados en 112.000 millones de euros.

La mejora de las exportaciones ha comenzado a impulsar a una economía como la japonesa basada en la demanda externa, mientras las medidas de estímulo del gobierno han animado el consumo, pero el desempleo y la falta de inversión siguen siendo una amenaza para la recuperación.

Entre abril y junio las exportaciones aportaron al PIB nipón un 6,3% respecto al trimestre anterior, su mayor nivel desde 2002, y el consumo creció 0,8%. El que más ayudó a la recuperación de Japón desde el exterior no fue Estados Unidos o Europa sino la consumista China, cuyas importaciones contribuyeron a mantener el ritmo de producción japonés.