Reparos por el tercer canal

Pacsa se queja de falta de claridad en el proceso de adjudicación por parte de la CNTV.

Continúan los reclamos sobre la adjudicación del tercer canal privado de televisión abierta.

Uno de los aspirantes, el consorcio Productora Audiovisual de Colombia (Pacsa), del cual hacen parte el grupo español Prisa, el Grupo Nacional de Medios y la firma CM&, le envió una carta al director de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), Juan Andrés Carreño, con copia a la ministra de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, María del Rosario Guerra, y al procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, quejándose de las demoras e incertidumbres que se han generado en el proceso.

En los últimos días se ha mencionado que la adjudicación sería por subasta, luego se dijo que no, que iría en la frecuencia 13 del canal TV Andina, días después que el nuevo canal se mantendría en la frecuencia 31 de UHF.

Sobre el mecanismo de adjudicación, Pacsa dice que la subasta sería el más conveniente, incluso porque está incluida en la recientemente aprobada Ley de Tecnologías de Información y Telecomunicaciones, lo cual le daría transparencia a la contratación.

La posición, incluso, la comparten los comisionados Ricardo Galán y Juan Andrés Carreño, pero el órgano responsable de la televisión manifiesta que cambiar el modelo implicaría una demora de entre cuatro y seis meses, cuando los propios interesados se quejan de los retrasos en el proceso. Para la Comisión es claro que el criterio seguirá siendo económico y de calidad de contenidos. Pero Pacsa dice que este último criterio es subjetivo y podría generar inconvenientes.

En lo que tiene que ver con las frecuencias, los actuales canales privados operan en VHF, mientras que al tercero, dice Pacsa, operaría en UHF, en la cual se dificultaría la recepción para la audiencia e implicaría mayores costos de montaje. La CNTV sostiene que el tema se sometió a un estudio, dentro de un proceso que ha sido juicioso y transparente.

Otro tema sobre el cual el aspirante llama la atención es el de los contenidos que se vería obligado a desarrollar. Menciona que se convertiría en una inflexibilidad, que dificultaría la competencia frente a los actuales canales porque limitaría los espacios de programación, coartaría la libertad y los dejaría en desventaja, pues los actuales operadores no tienen restricción alguna para satisfacer las preferencias de los televidentes en los espacios que ellos consideren apropiados.

Al respecto, la CNTV ha sostenido que la entidad tiene la preocupación y la obligación de buscar la mejor calidad de los contenidos para los televidentes y que ello no implica que no haya libertad en la programación. Sostiene que no habrá restricciones de horarios para la emisión de cualquier tipo de programas. Además, que el momento actual es distinto de hace 10 años, cuando se entregaron las dos primeras licencias privadas.

Lo cierto es que con reparos o sin ellos, la intención del Gobierno es que el tercer canal se adjudique este año, aunque los interesados tengan reparos.

Niegan demanda a Caracol y RCN

El Juzgado 37 Administrativo de Bogotá negó a los canales privados Caracol y RCN una demanda de acción de cumplimiento con la que pretendían que la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) se abstuviera de abrir la licitación para otorgar la licencia del tercer canal privado, hasta tanto no se inscribiera, calificara y clasificara a las empresas aspirantes.

El comisionado Juan Andrés Carreño dijo que la decisión confirma la posición de la CNTV en el sentido de que “la inscripción, calificación y clasificación en el RUO (Registro Único de Operadores) de las sociedades que así lo solicitaron, se ajustó estrictamente a derecho”.

Temas relacionados

 

últimas noticias