Es tiempo de cambios con sentido social

La responsabilidad de las empresas con la sociedad se debe asumir con liderazgo y agregando valor a los productos.

Vivimos una época de cambios en la cual el mundo corporativo debe ser partícipe del desarrollo y crecimiento social.

Por ello, Foros El Espectador trajo a Colombia a Sonia Marciano y Robert Kriegel, expertos en estrategia, cambio y Responsabilidad Social Empresarial (RSE), quienes presentaron sus tesis ayer en Bogotá,  junto a empresarios nacionales.

Kriegel, de manera dinámica y participativa con la audiencia, sostuvo que vivimos un cambio de paradigma con el paso de la era del petróleo a la era digital, lo cual implica nuevos desafíos. Cambió la manera de comunicarse, de hacer negocios y de comprar. El experto señaló que “ello implica que quienes aspiren a ser líderes no se deben adaptar a ellos sino liderarlos, siendo capaces de romper paradigmas”.

También planteó que las empresas deben entender la oportunidad que representa la RSE y citó desafíos de industrias como la automotriz para producir carros menos contaminantes y eficientes. Asimismo, llamó la atención sobre las posibilidades de desarrollo en la industria digital, cuyo crecimiento anual es 25%.

La profesora Marciano se refirió a la importancia que tiene la RSE como elemento de diferenciación de las empresas, en especial a través de una relación natural de sus productos con temas de responsabilidad social. Puso el ejemplo de los artículos amigables con el medio ambiente y señaló que los consumidores están dispuestos a pagar más por los productos que de manera clara incorporen valores agregados relacionados con la Responsabilidad Social.

Entre los empresarios locales, Andrés Peñate, director de desarrollo sostenible de Bavaria SABMiller, dijo que la RSE en Colombia dejó de ser un tema de filantropía para convertirse en un asunto de la viabilidad y éxito de los negocios; “se trata de un tema de supervivencia”, enfatizó.

Por su parte, Catalina Crane, presidenta de Procafecol, indicó que el gremio cafetero, a través de la Federación, tiene claro que la RSE es de la esencia misma del negocio, en la medida en que se trata de una industria de la cual forman parte 550 mil familias en el país, y por ello “la calidad del producto está en relación directa con la calidad de vida de los cultivadores”.

En el mismo sentido se pronunció María Fernanda Campo, presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, cuando dijo que la entidad tiene programas en los cuales grandes empresarios apoyan proyectos de aquellos que comienzan el camino de los negocios.

Temas relacionados