Aguardiente para los anglosajones

Se llamará Petrol y será producida en Colombia para los fiesteros estadounidenses.

El aguardiente, una de las bebidas más tradicionales de Colombia, será lanzado en Estados Unidos para el mercado anglosajón.

Al desafío se le midió el empresario estadounidense Raj Peter Bhakta, un autoproclamado fan de nuestro país, que quiere llevar a “Colombia en una botella” al mercado norteamericano.

Pero no se trata de una aventura. Bhakta conoce el negocio de bebidas en Estados Unidos y el de Colombia, a tal punto que puede  hablar con total propiedad del mercado del aguardiente en nuestro país. Sabe que las ventas han subido en el último año, después de una década de tiempos difíciles que tuvo que enfrentar esta bebida. Comenta que “en 1994 se vendían en Colombia 10 millones de cajas, mientras el año pasado se vendieron seis millones”.

El producto se lanzará en el mercado estadounidense con el nombre Petro. El empresario comparte el esfuerzo con un grupo de inversionistas estadounidenses y colombianos.

Bhakta expone su idea: “Nuestro objetivo es simple y audaz, introducir Petro, conocido en Colombia como aguardiente por siglos, y sin embargo virtualmente desconocido para los consumidores de Estados Unidos, como la bebida de moda para una nueva generación, con el fin de crear una nueva categoría de bebidas de fiesta”.

Con Petro, que ya tiene la aprobación de las autoridades de EE.UU., las aspiraciones son altas: a mediano plazo esperan tener una cuota de participación de 1%, en un mercado que vende al año US$70 billones.

Los inversionistas quieren trasladar el dinamismo, diversión y energía del aguardiente a unos consumidores  que ansían nuevos sabores y experiencias. La idea es llevar el gusto de la rumba colombiana en la bebida. “Estoy seguro de que los americanos van a quedar bien entusiasmados con el sabor”, señala el empresario.

Las características de la bebida son exactamente iguales a las que se le conocen en Colombia. Tan fuerte como cualquiera de los aguardientes que existen en el mercado nacional.

El público objetivo serán los fiesteros jóvenes, de edad legal para beber, en las principales ciudades universitarias de EE.UU. Se dirigirá también hacia consumidores relacionados con la cultura latinoamericana, que según Bhakta “está que arde y ganando terreno; el éxito de Shakira en los Estados Unidos es un buen ejemplo. Queremos que experimenten el sabor de la fiesta colombiana; Petro le dará a este segmento de rápido crecimiento un producto nuevo y exótico”.

La idea es que se posicione en la categoría de tragos conocida como los shots (un solo trago de una bebida). Los gestores del proyecto tienen la intención de que Petro sea concebido en Estados Unidos como en Colombia,  donde se le considera el trago oficial (shot) para prender una fiesta.

En este segmento competirá con otras bebidas de similares características, como el tequila mexicano y un trago alemán llamado Jägermeister, del cual se venden 40 millones de botellas al año. Si los consumidores le dan una oportunidad, Raj Peter Bhakta está seguro de que van a acudir en masa a Petro debido a su sabor superior y su efecto energizante.

Petro tendrá la ventaja adicional de un precio más atractivo que el de la competencia, una característica importante en momentos de dificultades de la economía.

En relación con la producción, esta será totalmente en Colombia, donde también será embotellada, utilizando la capacidad instalada de las licoreras nacionales.

Sobre la colocación en el mercado, los gestores del proyecto consideran hacerla a través de grandes distribuidoras en Estados Unidos, y actualmente están discutiendo los términos y mercados objetivos específicos para hacer de Petro el trago preferido de los estadounidenses.