El Espectador en tinta de soya

La impresión del periódico con tintas ecológicas, el primero que lo hace en el país, evita que los lectores tengan contacto con metales pesados, hace más fácil el proceso de reciclado del papel y reduce el consumo de energía.

El cumpleaños 123 de El Espectador tiene sello verde. Desde el primero de marzo, luego de una larga labor de ensayos y pruebas, el periódico comenzó a imprimirse utilizando tintas ecológicas fabricadas con aceites derivados de la soya.

Al reemplazar las tradicionales tintas producidas a partir de hidrocarburos, el diario más tradicional de Colombia sella su compromiso con el medio ambiente y se convierte en el primero del país en implementar esta tecnología.

“Las tintas a partir de soya no son perjudiciales para el medio ambiente, pues minimizan los compuestos volátiles orgánicos que contaminan el aire y además consumen menos energía para su elaboración”, explicó el director técnico de Flint Group, la empresa que produce y distribuye el producto. También se sabe que favorecen el proceso de reciclado del papel.

Para Marcela Moreno, directora de Mercadeo de El Espectador, la adopción del nuevo sistema de ecotintas es un paso más en el compromiso de la casa editorial con la protección del medio ambiente, “el periódico se ha convertido en un líder del periodismo ambiental y ahora hemos querido ir un poco más allá y poner nuestro aporte al cuidado de la naturaleza”.

La idea de las tintas fabricadas con aceites vegetales surgió en la década de los 70, cuando la Asociación de Periódicos de América (Newspaper Association of America), preocupada por los altos precios del petróleo, salió en búsqueda de alternativas.

En aquella época, más de 2.000 sustancias fueron ensayadas para sustituir el aceite tradicional. La soya se convirtió en una de las materias primas ideales por su fácil disponibilidad y las características de sus aceites. Al reemplazar los hidrocarburos por la soya no sólo se lograba cortar la dependencia del costoso crudo, sino que se adquirían ventajas ambientales y para la salud de las personas en contacto con los impresos. Las tintas tradicionales contienen metales como el plomo, mercurio, cadmio y cromo.

Hoy en día existen investigaciones que buscan reemplazar otras partes de las tintas, como los pigmentos, con sustancias extraídas de frutas y semillas.

Un tercio de los periódicos de Norteamérica ya utilizan tintas a base de  soya. Para El Espectador fue posible sumarse a esta tendencia global gracias a que el año pasado se convirtió en el primer diario en imprimirse con una técnica conocida como Heatset o secado al calor en las rotativas de Cargraphics, una de las empresas del Grupo Carvajal. Esta técnica permite implementar de manera más eficiente el uso de ecotintas.

Así,  El Espectador se convierte en un periódico más “verde” y sus lectores se transforman en ciudadanos más amigables con el medio ambiente.

Temas relacionados

 

últimas noticias

China celebra 40 años de reformas económicas

Proveedores de internet, más transparentes