¿Cómo responder a los retos en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible?

hace 1 hora

“Hay que pensar en grande”

Recomendación de Moisés Naím a los empresarios, durante su intervención en Foros <strong>El Espectador</strong>.

Con el realismo y el conocimiento del mundo actual que lo caracterizan, Moisés Naím, uno de los pensadores en temas políticos y económicos más reconocidos del mundo, destacó el miércoles durante su intervención en Foros El Espectador que Colombia está en el momento de sobrepasar la discusión cotidiana, marcada por la violencia y “entender que puede ir más allá. Es tiempo de pensar en grande”.

Naím se refería a la búsqueda de oportunidades comerciales en otras latitudes, citó el caso de Asia y en el orden local profundizar las posibilidades en el campo minero- energético, aunque mencionó que es un sector que se debe mirar con cuidado, porque genera mucha inversión, pero poca mano de obra.

Sobre el hallazgo de nuevos mercados, coincidió con la exposición del ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, quien dijo que el país entiende la importancia de diversificar sus mercados, lo que se ha traducido en que las exportaciones hayan crecido este año, a pesar de la caída del 70% en el comercio con Venezuela.

Por su parte, el presidente de Analdex, Javier Díaz, manifestó  que uno de los desafíos del país  es desconcentrar al sector exportador, entendiendo que pocas empresas reúnen un volumen importante de las ventas externas.

Entre las tareas pendientes de Colombia, el profesor Naím mencionó el cambio climático, teniendo en cuenta que  es uno de los países con menos emisiones contaminantes, el 0,37% del C02 que se produce en el mundo.

Cuando Naím se refirió a América Latina, llamó la atención sobre la necesidad de una verdadera integración. De manera enfática dijo que “la integración en el continente es una hipocresía cuando las tarifas para llamar de un país a otro son altas, al igual que los tiquetes aéreos. Aquí tampoco hay vías que comuniquen a los países”. Y en lo social criticó la convivencia pacífica de la región con la muerte, por los altos niveles de asesinatos, así como las altas tasas de desigualdad.

El mundo poscrisis

El profesor Naím planteó que tanto el capitalismo como la globalización sobrevivieron a los vaticinios apocalípticos de un año atrás, cuando a pesar de la crisis  no se presentó el temido proteccionismo. Además, mencionó que los países emergentes fueron menos afectados, lo que en el caso de China, India y Brasil, por ejemplo, les da un rol más protagónico hacia el futuro.

Sobre el sistema financiero, el ojo del huracán de la crisis, el profesor sacó una perla: leyó la declaración final de una cumbre de jefes de Estado: “Manifestamos el compromiso de reformar y fortalecer el sistema financiero”, de 1997, igual a las emitidas por cumbre recientes, como las de el G-20. Con ello quiso decir que es difícil regular un sistema financiero que involucra a varios países y citó un ejemplo: “En 2008 el sector financiero no regulado movió US$10,3 trillones, mientras el regulado alcanzó los US$10 trillones”.

Aunque consideró que llegarán regulaciones dirigidas al control del riesgo, pero también nuevos actores a la sombra que se sabrán mover con los cambios. En ese marco, el experto pronosticó que habrá dos sistemas financieros: uno en Asia, con mayor liquidez, y otro en Occidente, más regulado, pero con menos liquidez, diferenciados por sus formas de operar.

En el horizonte que plantea Naím, Asia tendrá mayor protagonismo. Y las cifras lo avalan, citando un artículo de Robert Fogel, Premio Nobel de Economía de 1993, publicado en la revista Foreign Policy, de la cual es director. “En 2040, la economía china alcanzará los US$123 billones, casi tres veces el volumen de la economía del mundo entero en el año 2000. La renta per cápita de los chinos llegará a US$85.000, más del doble de lo previsto para la Unión Europea y muy por encima de las de India y Japón”.

Temas relacionados